La Escuela Municipal de Música alcanzará los 450 alumnos

B.M
-

El centro cumple 15 años de vida con incorporaciones como 'Cajón flamenco grupal', con mucha demanda, o 'Música en familia', que comparten padres e hijos

La Escuela Municipal de Música alanzará los 450 alumnos - Foto: David Castro

La Escuela Municipal de Música comienza un nuevo curso y lo hace con la intención de llegar a los 450 alumnos (ya hay más de 430) una vez que se abra el plazo extraordinario de matrícula la semana que viene para completar las 20 ó 25 plazas que han quedado libres por bajas. Esto supondrá que la escuela alcanzará su máximo histórico.
Para celebrar este comienzo de las clases, cuando además se cumplen 15 años del nacimiento de esta escuela, parte de la corporación municipal con representantes de varios partidos encabezados por el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, visitaron las instalaciones y pudieron conocer a algunos de los alumnos que en los próximos meses se acercarán al mundo de la música en esa escuela.
La jefa de estudios, Beatriz del Pozo, mostró su agradecimiento de que los abulenses confíen en ellos para enseñarles música. Y es por ello que siguen con nuevos proyectos «con muchas ganas» en su intención de renovarse y tener una «oferta diferente y adecuada a las necesidades y a las novedades que nos van surgiendo».
Estas novedades suponen nuevas asignaturas, como se ve en que han empezado a admitir niños un año más pequeños, de tres años, para ‘Música en familia’, que se hace con los padres con un taller de música una hora a la semana. También se han abierto asignaturas grupales que no existían como ‘Cajón flamenco grupal’, un instrumento «que está muy de moda» y tiene una «demanda brutal». Y luego, están «las agrupaciones y grupos que surgen todos los años y que siempre son diferentes», con «gente que quiere tocar en grupo y se junta con otros alumnos para dar cabida a la música en compañía».
Y aunque desde la Escuela, no se atreven a dar un perfil de su alumno, sí que explica la jefa de estudios que tienen niños «desde tres años y sin límite de edad», por lo que tienen alumnos de más de 70 años y en otros cursos incluso han superado los 80 años. Es decir, hay niños que quieren iniciarse en la música, otros que quieren hacer música de forma amateur, otros que quieren prepararse para el Conservatorio o gente «que viene al contrario, del Conservatorio a la Escuela porque no pueden con una enseñanza tan estricta como puede ser un Conservatorio pero quieren seguir haciendo música, adultos que siempre han querido hacer música pero no pudieron y ahora tienen otra oportunidad o gente que estudió en su día y ahora lo retoma.
En cuanto a lo más demandado, explica Beatriz del Pozo que «depende del año» aunque es verdad «que hay instrumentos que siempre tienen mucho tirón como el piano o la guitarra» aunque ahora «la dulzaina está en un momento buenísimo, el cajón flamenco está teniendo mucho tirón y el resto de instrumentos, como violín, flauta o saxofón, se mantienen porque son instrumentos que siempre tienen demanda».
El alcalde se refirió precisamente al hecho de haber alcanzado esos más de 430 alumnos en este momento, con 14 profesores, y destacó que la Escuela Municipal de Música cuenta con un equipo de dirección joven pero «implicado desde el primer día» que ayuda a poner en valor «la importancia que tiene la escuela para todos los abulenses» a través de las diferentes disciplinas que ofertan y que dan «servicio a los abulenses». 
Y entre toda esta oferta no dudó en resaltar la parte de especialidad en dulzaina que, junto a otras iniciativas, está ayudando a mantener una tradición «que estaba a punto de perderse» y que hoy vive un momento de esplendor.