El liderazgo femenino centró el debate en la UCAV

P.R.
-

Una mesa redonda, organizada por la Cátedra Santa Teresa de la Universidad, contó con la presencia de la abogada Marta Albert, de la periodista Patricia Carrera, la ama de casa Beatriz Fernández y como moderadora Sara Gallardo

El liderazgo femenino centró el debate en la UCAV

El liderazgo femenino, es el título de una mesa redonda que, organizada por la Cátedra Santa Teresa de Jesús de Estudios sobre la Mujer, de la  Universidad Católica de Ávila, organizó esta tarde, coincidiendo con el 8 de marzo, día Internacional de la Mujer. En la misma intervinieron Marta Albert Márquez, directora  del Máster en Bioética de la Universidad Rey Juan Carlos; Patricia Carrera Garrosa, redactora jefe de La 8 Ávila Radio Televisión Castilla y León, y Beatriz Fernández López-Peláez, cofundadora y directora ejecutiva de la empresa familiar Alique-Fernández. La mesa estuvo moderada por Sara Gallardo, directora de la Cátedra ‘Santa Teresa de Jesús’ de estudios sobre la mujer.
Para  Sara Gallardo las tres mujeres  ejercen algún tipo de liderazgo como mujeres y «cada una de ellas tiene una aportación diferente sobre lo que es el ejercicio de liderazgo de la mujer como mujer». A través de esta iniciativa se ofrecía un marco de reflexión sobre «lo que el genio femenino de la mujer tiene que aportar en la vida social, desde su propia riqueza, sin negar la riqueza del varón, sino complementando desde un diálogo que sea fecundo, no de oposición, sino de complementariedad, que la sociedad necesita de las mujeres».
Marta Albert reconoció que «hay muchos tipos de feminismo y de discurso para defender a la mujer y a veces parece que se oye solo uno. «Hay que dar voz a todas las mujeres señalaba mientras afirmaba que «tratamos de exponer en qué consiste ese liderazgo femenino en las profesiones jurídicas y como se está desarrollando, además de los cambios que estamos percibiendo. Al principio básicamente nos ocupábamos de defender nuestros propios intereses jurídicos como mujeres. Pero ahora la cosa está cambiando hacia un liderazgo más inenso y que tiene más que ver con la forma de ejercer el derecho». Marta Albert considera que no hay «áreas masculinas y femeninas», pero reconoció que «si hay una forma de estar en el mundo, una femenina y otra masculina» y que «el liderazgo de la mujer tiene que desarrollándose respetando su propia esencia o su forma de ser».
Por su parte Patricia Carrera quiso trasladar a las personas que les acompañan en esta mesa «datos objetivos en base estudios con datos reales sobre el liderazgo femenino». Al mismo tiempo trató de visibilizar el papel de la mujer y reconoció que como madre deseó que dentro de un tiempo «no nos tengamos que estar planteando en una mesa esas diferencias entre hombres y mujeres, sino que hablemos más de personas a la hora de optar a unos puestos de responsabilidad».
Por último Beatriz Fernández se presentó como madre de familia, con tres hijos, licenciada en derecho. “Aparqué mi carrera profesional para dedicarme al cuidado de mi marido y de mis hijos. Vengo a representar y dar votos a estas madres y amas de casa que renuncian a su carfrera profesional para atender la educación de los hijos, que es muy importante». También recalcó que no creía en la lucha de hombres y mujeres. Mi marido  tendría que estar aquí representando, porque al hablar de la mujer los hombres también tenéis que decir mucho porque mujer y hombre se complementan y la mujer triunfará en esta sociedad si hombres y mujeres luchamos juntos y en común y no podemos perder nuestra identidad de mujeres».