Citas que no debe perder el ganadero

P. Velasco
-

Las ferias ganaderas han pasado de ser encuentros de compraventa de animales a convertirse en certámenes cada vez más especializados y profesionales como Salamaq

Uno de los ejemplares que participó en la edición del año pasado de Salamaq, una de las más importantes de todo el país. - Foto: David Arranz (Ical)

Son el escaparate perfecto para conocer los últimos avances en nuevas tecnologías, intercambiar opiniones sobre el futuro de la ganadería y, sobre todo, se han convertido en el mejor espacio para las transacciones de animales y productos. Los certámenes ganaderos, lejos de desaparecer se han consolidado en el calendario ferial con el paso de los años, y se han reconvertido en espacios cada vez más profesionales y una cita a la que no pueden faltar los ganaderos interesados en que sus explotaciones sigan creciendo.
Castilla y León no es ajena a este tirón de las ferias ganaderas y mantiene estable un calendario oficial de certámenes de ganado selecto de carácter nacional desde hace años con la convocatoria para este año de 12 con cierta repercusión en todo el país y entre las que destaca la celebración de Salamaq en esta capital castellano y leonesa. Un calendario publicado recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y que pone en evidencia la importancia de estas ferias, que han pasado de ser un acontecimiento local a considerarse «imprescindibles» para los profesionales del sector.
«Aunque se piense lo contrario, las ferias son cada vez más importantes, porque las antiguas eran más de compraventa de ganado no muy específico, pero las que se celebran ahora son de ganado selecto y se va a por piezas muy concretas», explicó el secretario general de la Federación de Razas Autóctonas Españolas de Raza (Federapes), José Ramón Justo, que ratificó que este tipo de citas son «importantísimas» porque se han convertido en espacio de reunión de los propios ganaderos, «que ven lo que hacen unos y otros», y porque es un lugar de transacciones, «donde hay hasta naves específicas de ganado».
Justo reconoció que existe un calendario ya consolidado en toda España y en Castilla yLeón desde hace décadas, donde puede haber variaciones entre alguna raza que acuda o no a la feria, «pero las que son de referencia» se han consolidado con el paso de los años, como ocurre con Salamaq, la feria que se celebra en la capital salmantina con carácter anual y que es referencia nacional, además de los numerosos ingresos que genera para la ciudad y provincia. «Por supuesto que se han ido especializando. Es más, Salamanca es superespecializada», indicó el responsable de Federapes, que resaltó también el carácter profesional de estos eventos, «porque la mejor manera es ver a los mejores es en las ferias y ver lo que están haciendo».
Por este motivo, auguró un buen futuro para estos certámenes ganaderos: «Muchas veces por desconocimiento no se va, pero en el caso de ir ves que está hirviendo, que hay una cantidad de gente impresionante».
Referente nacional

«Las ferias tienen un calendario estable desde hace ya décadas y eso también genera que determinadas ferias a nivel estatal sean referentes nacionales como ocurre con la de Salamaq. Es la feria ganadera con mayor afluencia de público y profesionales de toda España, mueve mucha gente tanto de España como de Portugal, y hay una presencia muy importante y relevante de razas ganaderas españolas», detalló José Luis Yustos, vicepresidente de la Federación Española de Avicultura, Colombicultura y Cunicultura de Raza (Fesacocur).
Desde su punto de vista, en los últimos años coinciden en las ferias dos factores: por uno la gente que tiene contacto con la ganadería y que van ganando en profesionalidad, y por otro la parte técnica que cada vez tiene más peso, «por poner un ejemplo el año pasado en Salamaq se presentó en primicia un embutido elaborado con vaca morucha». Yustos destacó la importancia de estas ferias para dar a conocer las razas autóctonas, «porque en España existe un gran desconocimiento».