La Diputación mirará de frente a los derechos humanos

I.Camarero Jiménez
-

El presidente Carlos García leyó una declaración institucional con motivo del Día Internacional Contra la Esclavitud Infantil, una «lacra» que pervive en el siglo XXI

La Diputación mirará de frente a los derechos humanos

El presidente de la Diputación, Carlos García, rodeado de los portavoces de todos los grupos con representación en la institución provincial (PP, PSOE, IU, Ciudadanos, Trato Ciudadano y UPyD) además de la vicepresidenta, Beatriz Díaz Morueco, fue el encargado de leer una declaración institucional en el Día Contra la Esclavitud Infantil. 
Un gesto a propuesta de UPyD en el Pleno de 25 de marzo y que salió adelante. Así  pues este martes tocaba darlo forma con esta declaración a la que se dio lectura y entre otros asuntos: «Con el firme propósito de concienciar a toda sociedad abulense de este grave problema que aún existe y no se ha erradicado»,con el objetivo de «poner en primera página de la agenda política» el problema. Y por supuesto, dejando claro que «desde nuestra institución no vamos a mirar para otro lado cuando estamos hablando de Derechos Humanos», así como «con la convicción de que realizaremos este tipo de declaraciones cuando haya que denunciar y evidenciar cualquier situación que vulnere los Derechos Humanos». Al fin y al cabo están seguros «de que es nuestra obligación como representantes públicos ejercer cualquier tipo de acción que sume y denuncie este tipo de comportamientos que se alejan de la ética y que vulneran los principios básicos de cualquier sociedad». 
Todo ello por el respeto al cumplimiento de la Convención de los Derechos de la Infancia que recoge su artículo 32 la protección de los niños y niñas contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier tipo de trabajo realizado por menores. 
Esa fue la conclusión, si bien a modo de introducción el presidente explicó que la declaración llegaba efectivamente en el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil.  Un acto más que necesario porque esa esclavitud sigue existiendo en pleno siglo XXI y en forma de explotación laboral y esclavitud que afecta a 264 millones de pequeños en todo el mundo (niños de entre 5 y 14 años de edad que son víctimas del trabajo infantil, con jornadas de hasta 12 horas y en condiciones extremas además de sin medidas de seguridad, según un informe de Unicef).
También se remontó Carlos García a la triste historia real que dio pie a este ‘Día’ y es que fue  un 16 de abril de 1995 cuando Iqbal Masih, de 12 años, fue asesinado de un disparo mientras daba un paseo en bicicleta.  Ese niño se convirtió en unos los referentes más importantes de los Derechos Humanos del siglo XX. 
Su historia es la de un pequeño que fue víctima del trabajo esclavo en Pakistán debido a que con cuatro años fue vendido por su padre para trabajar en una fábrica de alfombras.  Cuando tenía diez años y gracias al trabajo del ‘Frente de Liberación del trabajo forzado en Pakistán’ logró la libertad y se convirtió en activista. Fue un ejemplo para otros menores y con sus acciones consiguió que se cerrasen centros de trabajo donde se explotaba a niños y niñas. Sus actos causaron un gran malestar en esos círculos, cuyos miembros lo asesinaron a los doce años.