La celebración del 1 de mayo será este año virtual

D.C
-

La manifestación que habitualmente recorre las calles de Ávila comenzará a las 12,30horas en las redes sociales, media hora después de la difusión de un vídeo con las reivindicaciones

La celebración del 1 de mayo será este año virtual

Los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, celebrarán un año más de forma conjunta la ‘fiesta’ reivindicativa del 1 de mayo, una conmemoración para demandar mejoras laborales que, como todo lo que ocurre en estos tiempos del estado de alarma por el coronavirus, tendrá unas características especiales que comenzarán por la anulación de la manifestación que habitualmente recorre las calles de la capital abulense en esa jornada.
Javier García Hernández y Óscar García Barroso, secretarios generales de UGT y CCOO Ávila, respectivamente, informaron en rueda de prensa (virtual, como exige el confinamiento) de las iniciativas que han preparado para la celebración «más diferente en los 140 años de historia» de esta jornada reivindicativa, que se centrarán en el uso de las redes sociales para difundir los mensajes que vayan a hacerse públicos, siempre partiendo de los lemas de que «otro modelo social y económico es posible y necesario» y de que «hay que responder de manera solidaria desde lo público al reto que nos vamos a encontrar a partir de ahora».
La tradicional manifestación por las calles del centro de Ávila será sustituida por una ‘manifestación virtual’ que comenzará en las redes a las 12,30 horas, media hora después de la difusión de un vídeo a través de youtube en el que se compartirán las reivindicaciones de la jornada. Por la tarde, entre las 16,00 y las 20,00 horas, se emitirá un concierto abierto a todos los interesados.
En esa rueda de prensa virtual los dos máximos responsables de UGT y CCOO de Ávila, recordando que el 28 de abril se conmemora el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, aprovecharon la efemérides para, tras hacer «un reconocimiento amplio a los trabajadores de servicios esenciales por mantener la actividad básica, de forma especial en el área pública», denunciar «la debilidad que tiene nuestro sistema de seguridad» y plantear la necesidad de «hacer cambios en la normativa para mejorar la salud y la seguridad de los trabajadores».
«Nada es igual en este año del coronavirus que ha paralizado la actividad económica y se ha llevado decenas de miles de vidas», advirtió Óscar García, una realidad que evidencia que «la salud laboral debe formar parte indisociable del mercado laboral» y que hay que acabar con las «contradicciones de un sistema capitalista en el que priman los beneficios sobre la salud de las personas».
Así las cosas, comentó Óscar García, «sentimos que en el futuro el espacio de salud va a resultar muy vulnerable, y por eso nosotros seguiremos trabajando para afrontar esta crisis y defender a la clase obrera».

    más accidentes. La estadística de la siniestralidad laboral en la provincia de Ávila, informó el secretario de UGT, muestra una «lamentable» tendencia al alza en el inicio de este año, sólo con los datos de enero, ya que en conjunto se han registrado 123 accidentes, 27 más que en ese mismo mes del año anterior,»“una tendencia que hay que detener». En el cómputo de 2019 el número de accidentes laborales en la provincia de Ávila se elevó a los 1.380, cinco de ellos mortales.
«La excesiva dependencia» que la economía abulense tiene «del sector servicios nos ha golpeado doblemente» en esta crisis y nos he hecho «más vulnerables», en opinión de Óscar García, secretario general de CCOO Ávila, tanto que de los casi 2.000 ERTEs que se han presentado, y que han afectado a unos 8.000 trabajadores, «más de un 85 por ciento son empleados» de la hostelería y otros áreas vinculados a turismo.
En esta tesitura, ambos responsables sindicales valoraron positivamente la convocatoria por parte del Ayuntamiento de la Mesa del Diálogo Social, ya que a través de ella se ha comenzado a luchar en dos frentes contra la grave situación económica en la que se ha sumido la ciudad, por un lado «para frenar la sangría económica y social existente» con «un plan para la reconstrucción», y por otro con un «trabajo organizativo» que además de «cuidar a los más vulnerables en todos los ámbitos» buscará crear «un desarrollo económico y una generación de empleo en el sector servicios».