Las OPA reclaman salidas para el ovino y porcino

P.R.
-

Consideran que la situación se vuelve insostenible con el cierre de la hostelería y reclaman a las administraciones una salida a los mercados minoristas

Las OPA reclaman salidas para el ovino y porcino

Las organizaciones profesionales agrarias han reclamado  a las autoridades medidas excepcionales para los sectores porcino y ovino-caprino, que se encuentran en una difícil situación, al haber cerrado establecimientos hosteleros y no poder dar salida a sus productos al mercado. 
«El cambio radical que está asumiendo la sociedad en sus usos y costumbres por el coronavirus está provocando ya enormes pérdidas a numerosos ganaderos. Muchos de ellos no saben qué hacer con sus animales», denuncia UPA, quien añade que la restauración es el principal destino de lechazos y de cochinillos, productos que los españoles están hoy poco acostumbrados a cocinar en casa, «a pesar de que en realidad es muy sencillo hacer», han señalado desde esta organización de agricultores y ganaderos, que ha animado a los consumidores a adquirir estos productos y prepararlos en sus domicilios, «en el marco de una dieta saludable y equilibrada, más necesaria que nunca en estos días de cuarentena».
Ligados a la restauración. Por su parte Asaja de Castilla y León ha pedido a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Rural que interceda a favor de los subsectores y producciones agroganaderas pues «a medida que se prolongue el estado de alarma decretado por el COVID-19, pueden tener problemas para encontrar mercados. Ya en estos días, los primeros damnificados son dos productos muy ligados a la restauración, como son el lechazo y el cochinillo». En lo que respecta al sector ganadero de ovino de carne, Asaja  reconoce que ya se está detectando un hundimiento de la demanda de lechazos por parte de los intermediarios, que no quieren cerrar operaciones al estar paralizado su canal principal de venta, la hostelería, y también por la imposibilidad de que haya celebraciones familiares o de otro tipo, para respetar las medidas de cuarentena.
Desde Asaja se ha solicitado a la Consejería que se potencie la salida de producto al único canal que ahora está abierto, el de la distribución, ampliando la oferta de lechazos y otros cortes de cordero interesantes para los consumidores «Es justo en esta época cuando está más barato, y además siendo de nuestra tierra ofrece las máxima garantías de sabor y calidad», subraya Asaja y también apunta otras posibilidades, como que se amplíe en lo posible el consumo en comedores y otros servicios sociales y sanitarios, cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, etc.
CArta. UCCL ante la complicada situación del sector, que en los próximos días se va a ver acrecentada, ha remitido una carta al Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, para que inste al Ministerio de Agricultura a poner en marcha de manera urgente la intervención pública en los productos de lechazos, cabritos y cochinillos y esté alerta por si debe ampliarse a nuevos sectores. «La Intervención pública es un mecanismo de regulación de mercados que consiste en la compra de los productos agrarios, por parte de los organismos de intervención, cuando se producen perturbaciones importantes en el mercado, como la actual que estamos viviendo. Estos productos son almacenados hasta que se estabilizan los precios para su posterior venta, de forma que se eviten perturbaciones de mercado»,k señala UCCL. 
La Unión de Campesinos de Castilla y León teme que, «con el paso del tiempo, y con la continuidad de la cuarentena, los problemas sean cada vez mayores, sobre todo con la llegada de la primavera, donde el número de nacimientos en las explotaciones ganaderas es mayor, por ello pide que el Gobierno ponga en marcha medidas para paliar las dificultades que estos ganaderos tienen para vender sus lechazos, cabritos o cochinillos, como es la intervención pública.