"Aspiro a salir no sólo a ganar, sino también a convencer"

L.C.S
-

La teniente de alcalde de Cultura, Educación y Deportes en las dos últimas legislaturas, Sonsoles Sánchez-Reyes, pretende dar el salto al despacho de la Alcaldía en una institución que asegura conocer perfectamente

"Aspiro a salir no sólo a ganar, sino también a convencer" - Foto: Vanessa Garrido

Su nombramiento produjo una convulsión interna en el Partido Popular cuyas consecuencias finales se conocerán el 26 de mayo tras el escrutinio. Ella se mantuvo al margen de todo y pretende únicamente centrarse en su campaña en busca del mejor resultado posible.   
¿Cómo vivió lo sucedido en su partido alrededor de su nombramiento?, con rumores de otros candidatos, enfado del que se sentía como favorito…
Mi nombre estuvo siempre en las quinielas. Era una posible candidata. Una persona que lleva dos legislaturas gestionando un área con buenos resultados, cuya gestión es apreciada por los abulenses de distintas tendencias, no solamente por los que nos han votado, tiene toda la lógica que suene como posibilidad. Yo siempre me he considerado miembro de un equipo y para mí no era determinante el haber sido la candidata o que lo fuera otro compañero. Se trata sobre todo de participar en proyectos y de sacar adelante la ciudad. El poder aportar es lo que más ilusión me hace. En ese sentido esa situación la viví como una posibilidad, pero que no me parecía determinante ni la única. El enfado de quien se sentía como favorito, por lo que usted me pregunta, lo viví con perplejidad. En su propio periódico el 21 de diciembre él hablaba de «candidato o candidata» y que se ponía «a disposición del partido para donde le quisiera situar», y por eso me pareció incoherente la posición que tuvo tres días después. Me sorprendió. En una de las dos situaciones no se ajustaba a la realidad.
¿Fueron días incómodos para usted?
No, claro que no. En absoluto. Para mí todos los días son iguales, me los planteó como servicio público. Vivo encantada, ilusionada y muy acompañada por los abulenses. Lo que deseo es trabajar. Los días para mí, son retos de dar respuesta a las necesidades de los abulenses desde las competencias que tenga.
Luego los mensajes de respaldo de la Dirección Nacional y Provincial han sido constantes, además de las palabras, ¿lo siente con hechos?
La verdad es que sí. Me he sentido muy querida y respaldada por los compañeros de partido. Y por los abulenses. Me lo dicen constantemente por la calle, e incluso por personas que no respaldan nuestra opción. Creo que con mi reacción después de lo ocurrido, que fue la de centrarme en mi trabajo, algunas personas han podido incluso aumentar la estima que pudieran tener hacia mí.
¿De qué cree que le servirá la experiencia de los ocho años que lleva como teniente de alcalde?
Ahora mismo es fundamental un conocimiento profundo de la institución y de la ciudad. Ahora va a haber muchas opciones políticas y habría que estudiar bien de cada candidato su trayectoria, su coherencia, su conocimiento de la ciudad y de la institución y su capacidad de gestión. Esto último es muy importante. Yo he gestionado un área con recursos muy escasos y ahora son momentos en los que no sirve una experiencia de gestión con una mayoría absoluta y unos recursos pingües. Todo lo contrario. Ahora es el momento de demostrar que uno es capaz de ser eficiente, de esta muy cerca de las personas y de poner los intereses de los ciudadanos siempre lo primero. Por eso creo que esta trayectoria, en la que he tenido que gestionar en mayoría absoluta y en minoría y con recursos muy escasos, puede ser muy útil a la hora de llegar a esas necesidades, pero siempre al lado de los ciudadanos, que es una de las fortalezas que hemos tenido en el área de Cultura. Hemos sido capaces de integrar muchas sensibilidades y tendencias. Todo el mundo ha tenido su hueco.
¿Precisamente iba a preguntarle por sus experiencias en un equipo de gobierno con mayoría absoluta y otro con minoría, en cuál estuvo mejor?
He actuado exactamente igual. Creo en el diálogo y en el consenso. Cuando una persona trabaja en mayoría absoluta y utiliza la ley del rodillo, el problema es que en la siguiente legislatura si ya no gobierna ese partido o no tiene mayoría absoluta, se corre el riesgo de que lo construido se destruya. Por eso es tan importante llegar a acuerdos, porque así se sentirán como avances de todos y a la hora de continuar con otro partido o sin mayoría absoluta no se destruye nada, sino que se trabaja desde lo construido. Mi idea del diálogo y del consenso la he buscado hasta la saciedad tanto en mayoría absoluta como en minoría. En las comisiones que he presidido, en algunos casos, de haberse podido aprobar alguna iniciativa solo con el voto de calidad como presidenta, la he retirado para poder negociar y la he llevado de nuevo con un respaldo mucho mayor. Ese es el talante que yo quiero extender a las otras áreas si los abulenses me dan su confianza.
¿Está satisfecha con el balance de la legislatura de su área?
Lo que estoy es muy agradecida a los abulenses y a los distintos componentes tanto de la Comisión de Cultura como del Consejo de Festejos, de las Artes o el Escolar. Me he sentido acompañada, respaldada y que los proyectos que impulsábamos buscaban siempre el bien común. En ese sentido, sí que estoy satisfecha de ese trabajo conjunto. Un liderazgo creo que se debe asentar no en consideraciones personalistas, sino en una base de personas muy amplia y variadas, y donde todos sean capaces de sentirse identificados con un proyecto que persiga objetivos comunes.
¿Y del resto de áreas? ¿La herencia que le deja esta legislatura le favorece o le perjudica de cara a su candidatura?
Ha sido una legislatura muy difícil por gobernar en minoría, por tener un socio de gobierno que no ha entrado a gobernar, lo que hace siempre mucho más difícil la situación y por eso mi ilusión sería conseguir una mayoría amplia para poder llevar adelante un proyecto realista y que se pueda ejecutar.
¿Cuál cree que será la principal diferencia de dirigir un área como el de Educación, Cultura y Deportes, a hacerlo, en caso de que tenga que hacerlo, a dirigir el Ayuntamiento?
Creo que conozco muy bien el Ayuntamiento. Se puede extender el modelo de éxito que ha funcionado en el área de Cultura a las otras áreas, con participación, trabajo, ideas claras y proyectos realistas, basados en un conocimiento profundo de la institución y de la ciudad, y muy eficiente en la gestión de los recursos, tanto humanos como materiales. Esto ha funcionado en el área de Cultura y funcionará en las otras áreas.
¿Contará en su lista con alguno de sus compañeros de equipo de gobierno?
Estamos ultimando la lista. El PP cuenta con un magnífico capital humano, personas con mucho talento, y sí que me gustaría contar en mi equipo con personas con experiencia de gestión municipal.
¿Eso es que sí va a contar con algún compañero?
Voy a intentar que haya personas que conozcan bien la gestión municipal y que ya hayan demostrado eficiencia y buenos resultados en este campo. Estamos en un momento en el que todos somos necesarios y no para frivolizar y experimentar, aunque es muy importante evolucionar porque la sociedad y las necesidades de los abulenses cambian, y hay que buscar los perfiles más idóneos de personas con mucho conocimiento y profesionales de las áreas.
¿Eso es lo que está buscando en las personas con las que quiere contar?
Busco mucho trabajo, mucha implicación y mucho conocimiento.
¿Y está encontrando muchas negativas, a la gente ya no le interesa tanto entrar en política, o está obteniendo una buena respuesta?
Lo que estoy encontrando es a personas que cada vez conocen más lo que implica el dedicarse al servicio público. Antes se sabía menos lo que conllevaba esto. Ahora se conoce más y saben más lo que pueden aportar.
¿ Y ese conocimiento favorece o perjudica a la hora de decidirse a entrar en política?
Eso lleva a una buena selección de que las personas que entren lo hagan sabiendo qué necesita la ciudadanía y qué necesita el Ayuntamiento. Eso es una fortaleza.
¿Cuál es la diferencia del PP con el resto de partidos que se presentan a las municipales y la razón por la que le tendrían que votar?
La razón es Ávila. Nosotros tenemos experiencia en gestión y no creo mucho en grupos llevados por personas que tenga un liderazgo personalista. Creo más en grandes grupos de trabajo y creo que el Partido Popular tiene un capital humano muy importante. Cuando se presente la lista ya se verá a lo que me estoy refiriendo.
Desde 1991 su partido gobierna en el Ayuntamiento, en las dos últimas citas municipales han perdido votos y concejales, ¿cree que los abulenses están buscando otras alternativas?
Yo lo que deseo es impulsar un nuevo tiempo y un nuevo liderazgo que dé respuesta a los retos que tiene esta ciudad. Más que mirar hacia atrás, mi interés es mirar hacia adelante. Hacia el futuro y hacia las necesidades a corto, medio y largo plazo de la ciudad. Lo que presento es un proyecto basado en la realidad más actual de Ávila. Las citas electorales pasadas habrán sido los resultados en ese momento con esa candidatura y ese programa, y yo ahora quiero impulsar este otro nuevo tiempo y ese otro liderazgo como respuesta a lo que desean los abulenses.
¿Aspira por lo tanto a mejorar los 9 concejales de la última elección?
Aspiro a salir no solo a ganar, sino también a convencer a los abulenses. El resultado confío en que sea muy bueno, porque lo que vamos a presentar es un muy buen proyecto para la ciudadanía abulense.
Ahora los votantes del espectro político de su partido tienen más alternativas que antes, ¿eso les perjudica?
Es el momento para que los abulenses se fijen detenidamente en la trayectoria de los líderes, en la coherencia entre sus palabras y sus obras, en su experiencia en gestión y también en que puedan vertebrar los intereses de Ávila, que son fundamentales y los primeros en los que tenemos que pensar, con los de Castilla y León y España. Ahora veo que algunos partidos claudican de presentarse a las elecciones generales o que consideran que los intereses de Ávila no pueden defenderse en Madrid. A mí me parece que es muy importante también que nos fijemos en partidos que desean que su voz se oiga en Madrid y que de alguna forma quieran vertebrar el progreso de Ávila con la idea de España. Los abulenses siempre han tenido vocación de España. No podemos perdernos solo en el mensaje local.
Puede haber hasta diez candidaturas al Ayuntamiento en las próximas elecciones, ¿qué le parece?
No me da miedo el diálogo, el consenso, el pacto… creo en la capacidad siempre de llegar a acuerdos y la decisión la toman los abulenses. Ellos son los que tienen que decir qué tipo de Ayuntamiento desean.
 
¿Si no tuviera la mayoría que quiere tener, con quién pactaría y con quién no?
Para hablar de pactos tenemos que saber primero qué resultados vamos a tener. Eso es lo realista. Primero no sabemos ni siquiera cuántos grupos va a haber, después tendremos que oír a los abulenses en las urnas, que son siempre muy sabias, y después llegará el momento de pactar en base a los programas. Este es el planteamiento de sentido común que cualquiera que se dedique a la política tiene que tener encima de la mesa, sin plantear nada a priori.
Ha criticado antes que el partido que sustentado al PP en el Ayuntamiento en esta legislatura no haya entrado a gobernar, ¿si tiene que apoyarse en algún partido, le pedirá que entre?
Esa es una opción que tendrá que valorar el partido que pueda pactar con nosotros. Me parece un planteamiento de más implicación el hecho de que cuando uno sustenta un pacto entre a gobernar. Supone más implicación, porque siempre hablar es más fácil que actuar.
¿Qué tipo de campaña propone?
Muy personalizada, muy puerta a puerta, escuchando mucho a los vecinos. Llevo 8 años haciendo ese tipo de política cercana y no concibo una campaña que no sea así. Yo soy una abulense más, empezando con mi nombre, llevo a Ávila en el DNI como lugar de nacimiento, de residencia y en el corazón y en la cabeza como mi primera consideración. Por eso cualquier campaña que lleve a confeccionar un programa e intentar convencer a los abulenses de que den su confianza a ese programa, tiene que partir de un conocimiento de sus necesidades y de sus inquietudes.
¿Qué retos principales ve para Ávila?
Para los turistas Ávila es el centro y los lugares más monumentales, pero para los abulenses Ávila es la puerta de su casa, el colegio donde llevan a sus hijos, las calles por las que transitan, el ambulatorio donde va a recibir atención médica, el parque donde pasean los mayores de su familia, por eso es tan importante el que nos volquemos en los barrios para que tengan la mejor dotación posible y estén muy atendidos. Que los barrios sientan que el Ayuntamiento está a su lado. Hay retos muy importantes ahora por parte de la ciudad de Ávila y uno de ellos es ese, igual que hay otros fundamentales como crear empleo, fijar población, mejorar de forma clara e inmediata las comunicaciones, impulsar la industrialización y sobre todo mejorar la calidad de vida de los abulenses. Que Ávila dé un gran avance medioambientalmente, deportivamente, poner las personas siempre como centro de cualquier política. Mi sueño es hacer de Ávila la ciudad de las personas. Que todo el mundo encuentre aquí las mejores condiciones para desarrollar su proyecto vital.