El Real Ávila vuelve a sonreír

A.S.G.
-

2
Real Ávila
0
Numancia B
Finalizado
Los encarnados recuperan sensaciones con un importante triunfo ante un Numancia B que llegaba en plena racha al Adolfo Suárez. Tres puntos para aplacar las dudas en un momento delicado del calendario

El Real Ávila vuelve a sonreír - Foto: David Castro

El Real Ávila encontró el triunfo que tanto necesitaba y recuperó la sonrisa ante un Numancia B que llegaba con cuatro victorias consecutivas al Adolfo Suárez pero se marchó por la puerta de atrás. Demasiado poco de los de Pablo Ayuso, por deméritos propios y méritos ajenos de un  Real Ávila tan necesitado de puntos como de alegría,  la que empezó insinuando Ortiz y terminó por regalar De La Mata con un gol en propia puerta que aclaró el panorama en una tarde en la que los encarnados, muy serios durante los 90 minutos,  fueron de menos a más. Sin Rubén Ramino ni Peli, el equipo encontró en De Mesa, Ortiz y Rubo el empuje que necesitaban en un gran partido en defensa de Llorián, al que el puesto de central le queda mejor que un guante. Aún con errores, un partido completo para recuperar la calma en un momento complicado del calendario. Con la visita pendiente la próxima jornada al Ruta de la Plata, una derrota este fin de semana hubiera puesto el proyecto en un punto delicado.  
Fue un partido que comenzó al ralentí. Primeros minutos de tanteo entre un Real Ávila que quería levantar el vuelo y un Numancia B que llegaba al Adolfo Suárez con la oportunidad de colocarse líder. Yno era un mal aliciente para los de Pablo Ayuso, que comenzaron dando un paso adelante. Quisieron el balón y se lo quitaron a los encarnados, aunque sin riesgo. Pasado el primer cuarto de hora no había noticias de Alberto y Jara, aún con los guantes impolutos. Se los estrenó Rubo. Diagonal del delantero y disparo duro –minuto 19– que blocaba el cancerbero soriano. La ocasión no cambió el panorama de un partido que quiso despeinarse. Se descolocó el Real Ávila, al que le sobró un regate, y quiso volcarse sobre el campo rival el Numancia B, que no terminaba de encontrar el último pase. Llegaban con Ali, Ekiza y Adri, pero no remataba nadie. Tampoco en el Ávila. La tuvo De Mesa cuando Ortiz le puso un balón manso en la frontal que pedía a voces el disparo de primeras. Optó por controlar en carrera y se dejó el balón atrás. La ocasión era clara.
Quería empujar el equipo de Jonathan Prado, que encontró la oportunidad en un mal saque de Jara y un buen robo de Manu Moreira. Recuperó el extremo y empezó a construir la jugada. Al Numancia B le pilló a contrapié. Recibió Rubo en el área, aguantó de espaldas la posición ante el central, conservó el balón y le regaló el pase atrás a Ortiz, que llegaba desde la frontal con todo a favor para batirse cara a cara con Jara. Gran definición del ‘11’ encarnado, que remató colocado, cerca de la escuadra, para poner el 1-0 pasada la primera media hora de juego. Pudo hacer poco después del 2-0 en el área pequeña, pero Jara reaccionó en apenas un palmo de terreno para sostener el 1-0 antes de un descanso que se cerró con una nueva oportunidad para el Real Ávila en un nuevo disparo desde la frontal. Mal remate de Jorge para poner el punto y final a la primera mitad.
No tardaría en llegar el 2-0. Saltó con ganas el Real Ávila y se encontró con una ayuda inesperada, la les brindó De la Mata. Contra de los encarnados, balón al espacio para la jugada de Javi De Mesa desde el extremo. Se marchó de Silva, la pisó sobre la línea de fondo y puso el pase de la muerte hacia Rubo, pero el balón lo remató De La Mata, que marcaba en propia puerta el 2-0 y ponía la tarde de cara para los de JonathanPrado, que se acercaba a un triunfo tan necesario como obligatorio.
Pudo sentenciar Rubo y De Mesa –minuto 61– en una doble ocasión que atajó Jara, empeñado en mantener vivo a los suyos. Enfrente Alberto, seguro, se hacía grande ante cada centro lateral. No terminaba de encontrar el Numancia B a Adri y Ekiza. Lo cierto es que nunca lo hicieron en todo el partido.
Tenía prisas el Numancia By ninguna gana por que pasaran cosas el Real Ávila, al que le sonreía el marcador y el partido.  Pero pasaron. Pasó que Moreira se quedó a un palmo del 3-0 cuando probó suerte con un lanzamiento de falta que se marchó lamiendo el palo, y que De Mesa estrelló un penalti –minuto 87’– en el larguero que provocó el propio jugador tras marcharse de todos a su paso y recibir la falta de Raúl en el área. Pudo redondear el marcador Calderón ante un Numancia B que acabaría con diez tras lesión de Silva cuando los de Pablo Ayuso ya habían completado todos los cambios.

 

Jonathan Prado
«Ha sido un partido completo ante un buen rival»

Lo primero, «felicitar al equipo».Eran las primeras palabras de Jonathan Prado en sala de prensa tras el triunfo por 2-0 ante el Numancia B. «Estamos contentos. Ha sido un partido completo ante un buen rival. Si hoy el Numancia B ha parecido menos ha sido más por acierto nuestro que por deméritos del rival» comentaba. «El estudio del rival para llevarlo a cabo en la competición creo que lo hemos entendido e interpretado bien.Lo hemos llevado casi a la perfección» explicaba Prado.A su juicio un partido con el que el equipo gana en moral «no sólo por el hecho de ganar sino por cómo se ha ganado. No sólo nos llevamos los tres puntos sino que nos vamos con las sensaciones» tras un partido en el que quiso poner en valor el colectivo y en lo individual el papel de Ortiz.