scorecardresearch

Ávila añora un vencedor propio

A.S.G.
-

Ningún corredor abulense ha conseguido, hasta la fecha, vencer en una de las etapas con final en Ávila. Estuvieron cerca Jesús Rodríguez 'El Pájaro' y José María Jiménez 'Chava'. La apuesta ahora es Diego Rubio

Ávila añora un vencedor propio

Dicen que nadie es profeta en su tierra y en su tierra, Ávila, el ciclismo aún se siente huérfano de triunfos propios. 50 años han pasado desde que la Vuelta a España se fijara por primera vez en esta provincia, desde que en 1971 la llegada de la etapa Segovia-Ávila y la salida Ávila-Madrid (etapas 16 y 17A, primer sector) demostrara lo mucho que pueden aportar las carreteras abulenses. Pero en este medio siglo, ningún triunfo abulense.Capaz de alzarse en los Campos Elysseos de la mano de Carlos Sastre en 2008, de poner las cumbres a sus pies bajo la autoridad de Julio Jiménez, Ángel Arroyo o José María Jiménez ‘Chava’ o de ofrecer una incontable lista de nombres propios, incansables de las dos ruedas, aún espera Ávila a quien sea capaz de ganar en su tierra.   

Es el momento de Diego Rubio, el único representante del pelotón abulense en la Vuelta a España en los últimos años. Y está con ganas en esta edición, en la que se le ha visto en no pocos intentos de fuga, en esas de larga distancia que un día como este domingo, entre Navalmoral de la Mata y El Barraco, pueden ser decisivas.

Se quedó Ávila con ganas de haber visto al ‘Chava’ vencer en una ciudad que siempre tuvo a sus pies y que en una tarde de septiembre de 1997 pensó que era posible. Un día antes el joven escalador de El Barraco había vencido en Los Ángeles de San Rafael. Era su primera victoria en la Vuelta a España. Hasta en nueve ocasiones lo haría, pero ninguna en Ávila. Lo intentó. Con salida en Los Ángeles de San Rafael, la lluvia y la niebla saludaron a los corredores desde el inicio. Se pasó La Lancha con tranquilidad, pero en el kilómetros 125 ‘El Chava’ no aguantó más. Saltó junto a Pascal Richard, Colage y Chente García. Sólo le aguantó el suizo. Ritmo frenético en Mijares, ascenso a Navalmoral y 1’45’’ de ventaja sobre un pelotón donde Cofidis, Kelme y Once trabajaban a bloque. Y llegó el abulense en cabeza a las calles de Ávila, donde sus seguidores esperaban en masa. Pero por detrás  ya escuchaba el zumbido de un pelotón bajo las órdenes de Jalabert. Con la ciudad volcada para empujar al abulense, junto a la Ermita del Humilladero, a un kilómetro de meta, acabaría su aventura. Ganó el francés de la Once y José María Jiménez acabaría quinto.Para Ávila fue el mejor.  

A cinco kilómetros de lograrlo se quedó Jesús Rodríguez Rodríguez ‘El Pájaro’ (Helios CR) en 1988. Con salida en Toledo y llegada en Ávila, desde el kilómetro cuatro se lanzó a por el triunfo. Lo hizo en compañía de Juan Martínez Oliver (Kelme). 208 kilómetros en cabeza pasando por Arenas de San Pedro, Puerto del Pico y el Alto de Navalmoral, donde lanzó su ataque. En el descenso un inoportuno calambre y un lanzado Juan Martínez Oliver le dejaron con las ganas de entrar en solitario entonces en el velódromo del Adolfo Suárez. «De un día alegre he pasado a la tristeza más grande. Si así no soy capaz de ganar una etapa ya lo tengo muy difícil, por no decir imposible» decía sobre la línea de meta tras quedarse sin su etapa.

21 etapas ha ganado el ciclismo abulense en la Vuelta  a España. A las nueve del ‘Chava’ se suman las tres que ganó Julio Jiménez, las mismas que Pablo Lastras, abulense de adopción pero de San Martín de Valdeiglesias, dos etapas sumó Ángel Arroyo y Jesús Hernández Úbeda, y una logró Esteban Martín y Paco Mancebo. Pero nadie en Ávila.