Arranca el juicio por agresión sexual del caso Arandina

SPC
-

La acusación particular destaca que las claves del juicio son establecer si ha existido violencia o intimidación y poder probar que los acusados conocían que no había cumplido los 16 años cuando ocurrieron los hechos

Víctor Rodríguez ‘Viti’, uno de los acusados, a su llegada al juzgado. - Foto: Ical

La acusación popular ejercida por la asociación Clara Campoamor pide 43 años y ocho meses para cada uno de los tes exfutbolistas de La Arandina C.F., Carlos Cuadrado Santos ‘Lucho’, Víctor Rodríguez Ramos ‘Viti’ y Raúl Calvo Hernández, en libertad provisional desde marzo de 2018. La Audiencia Provincial de Burgos acoge hoy la primera sesión, a puerta cerrada, del juicio del denominado ‘caso Arandina’ con las declaraciones de los tres exfutbolistas de La Arandina Club de Fútbol, acusados por un presunto delito de agresión sexual a una menor de 16 años el 24 de noviembre de 2017 en un piso que compartían en la localidad de Aranda de Duero (Burgos), así como de atentar contra su libertad sexual y de ser cooperadores necesarios en los hechos, y se prolongará hasta el próximo miércoles, 27 de noviembre.

El abogado Luis Antonio Calvo declaró a su llegada al Palacio de Justicia que solicitan la misma pena para los tres “a pesar de que se le acusa a uno de los tres de una agresión más (Raúl Calvo)”. En este sentido, explicó que “se habla mucho de la edad, de que no la conocían” y manifestó que dos son las claves del juicio oral.

Por un lado, establecer si ha existido violencia o intimidación en cuanto a si existió delito de abuso sexual o de violación y, por el otro, la minoría de edad de la víctima y poder probar que los acusados conocían que no había cumplido los 16 años cuando ocurrieron los hechos. “Hay dos cuestiones: nosotros estamos acusando por agresión sexual, la violación porque entendemos que en ese caso la edad si que importa en cuanto que es un agravante”, dijo.

Asimismo, recordó que durante la fase de instrucción se planteó que existiera agresión sexual o que “simplemente” fueran abusos porque “al ser una menor de 15 años, su consentimiento no valía”. En ese caso, relató que “si no hubiera al final, si no se pudiera acreditar la existencia de violencia e intimidación, nos encontraríamos en que es imprescindible la minoría de edad, la minoría de 16 años”.

Sin embargo, se mostró convencido de poder acreditar este extremo dado que existe precedente “de acuerdo a las últimas sentencias, en especial, la sentencia del Tribunal Supremo (TS) respecto del caso de la agresión sexual en Pamplona con ‘La Manada’”. “La niña que tenía 15 años en el momento de suceder los hechos, esa es la cuestión”, apostilló. “Entendemos que dentro de toda la prueba que se ha practicado en la instrucción está claro que los tres acusados conocían que la niña tenía 15 años”, aseveró.

“Vamos a tratar de acreditar todos los hechos que están en nuestro escrito de acusación”, aseveró, y agregó que “los hechos que ha declarado la niña y todas las pruebas parecen indicar que fueron así” por lo que reiteró que “se va a mantener lógicamente la misma acusación que hemos ido manteniendo hasta ahora”.



Las más vistas