La Estrella ilumina la tarde del Martes Santo

E.C.B
-
La Estrella ilumina la tarde del Martes Santo - Foto: David Castro

La Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella salió en procesión en una soleada tarde ante la atenta mirada de cientos de personas que se dieron cita frente a la puerta norte de Las Gordillas

Todos por igual valientes, al cielo de verdad. Es la frase que se escuchaba en el momento de la primera ‘levantá’ de la imagen de Jesús Redentor ante Caifás en la Procesión de la Estrella a la salida de la iglesia de Las Gordillas, donde cientos de personas volvían a darse cita para asistir a uno de los momentos más emocionantes de la Semana Santa abulense, que este año fue algo más madrugador en una tarde soleada. Minutos antes, en el interior del templo los nazarenos y los costaleros se preparaban y se ultimaban todos los detalles para la apertura de las puertas, mientras que en el exterior, la gente esperaba también ese momento, algunos incluso desde casi dos horas antes. Tampoco faltaron los abulenses que asomados en las terrazas aguardaban el inicio de la procesión.
El reloj marcaba las cuatro de la tarde y con la llamada se abrieron las puertas de la iglesia de Santa María de Jesús entre los primeros aplausos. Poco a poco fueron tomando la calle los nazarenos de la Hermandad de Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella, vestidos con su túnica, guantes y capucho blancos y el cíngulo ancho de esparto, que abrieron el paso al primer grupo escultórico, Jesús Redentor ante Caifás, que alzado a pulso por sus costaleros fue saliendo del templo muy poco a poco y casi con precisión milimétrica, mientras sonaban los acordes de ‘Arrepentimiento’ en las cornetas y tambores de la banda Santísimo Cristo a la Columna ‘El Amarrado’ y el público rompía en aplausos.
Ya en el exterior, tras colocar los últimos elementos del paso, compuesto por cinco tallas obra de Juan Ventura, el silencio se hizo de nuevo para esa primera ‘levantá’ al cielo de Ávila. Ascendía la escalinata de la puerta norte del templo para tomar la calle Cristo de la Luz en un camino lleno de devoción y grandes emociones y tras él se colocaba la banda abulense y el resto de nazarenos, hasta un total de 120, en esta ocasión acompañados por varios miembros de Cofradía del Santísimo Cristo de los Afligidos y de una representación del resto de patronatos abulenses, así como por componentes de las hermandades de Nuestra Señora del Rocío de Segovia y de Jesús Despojado de Salamanca.
Después fue el turno de la segunda de las imágenes, Nuestra Señora de la Estrella, que sería acompañada por la Banda ‘Los Iris’ de Instinción, procedente de Almería. Poco a poco se fue preparando la imagen hasta situarse frente a la puerta de la iglesia e iniciar su salida paso a paso, con los costaleros de rodillas, mientras en el exterior estaba ya preparado el palio de la Madre de Dios, que estrenaba gloria, para colocárselo. Y de nuevo volvieron los aplausos de toda la gente, dando paso a la ‘levantá’ de la Virgen, ya en el exterior.
Y ya con la imagen preparada con su palio, mientras sonaba el himno de España, comenzó el ascenso de la segunda de las imágenes por las escalinatas entre los ánimos del público a los costaleros. También, como en ediciones anteriores, en la calle se lanzara una ‘petalada’ desde las terrazas cercanas dejando bellas estampas para el recuerdo.
Una vez completada la salida, comenzó el desfile procesional, que este año modificó en parte su recorrido, pues al llegar a la plaza de Santa Teresa dirigió sus pasos hacia la calle Duque de Alba ya de regreso hacia la iglesia de Santa María de Jesús.

La Estrella ilumina la tarde del Martes Santo David Castro
La Estrella ilumina la tarde del Martes Santo - Foto: David Castro