Teatro de jóvenes para acercarse a la adolescencia

D.C
-
Teatro de jóvenes para acercarse a la adolescencia

Dos grupos del IES Isabel de Castilla, Boogle y Teatrando, participaron este jueves en 'su' certamen con las obras 'Sentymentalia' y 'Malditos 16'

Dos grupos formados por estudiantes abulenses, ambos por alumnos del instituto que organiza y acoge la actividad, protagonizaron la penúltima jornada del XIV Certamen de Teatro Juvenil Isabel de Castilla, con dos propuestas muy cercanas en temática y filosofía a través de las cuales, bajo la dirección de Pilar Rodríguez en las dos ocasiones, se abordaron asuntos muy directamente relacionados con el mundo de la adolescencia.
La primera de las representaciones, a cargo del grupo Boogle, puso sobre las tablas la obra Sentymentalia (Sweet Adolescencia), de Ignacio Aranguren y Javier Izcúe, a través de una selección de algunas de las muchas escenas breves que conforman el libreto original y que representan varias situaciones que los jóvenes suelen vivir con una especial intensidad. 
Ilusión, angustia, miedo, amistad, amor, odio… son algunos de los sentimientos que desfilaron en la obra a un ritmo pausado, con cabida tanto para el humor como para el drama –exactamente igual que en la vida misma–, siempre desde ese punto de vista adolescente que define a la obra y abriéndose a una reflexión que exige mucho a los actores, tanto física como emocionalmente.
La segunda de las puestas en escena la protagonizó el grupo Teatrando, que apostó por Malditos 16, una obra de Nando López especialmente dura por el tema que aborda: el del suicidio entre adolescentes, tan grave que supone la segunda causa de muerte en ese grupo de edad por detrás de los accidentes.
Monstruos cotidianos. Los temas que se abordan en esta obra, «monstruos cotidianos de los que apenas se habla», son aquellos que pueden llevar a un joven a tomar esa dramática y siempre errónea decisión, asuntos como la anorexia, la sexualidad no aceptada, los abusos o los sentimientos de culpa. Los jóvenes, a los que la directora de la obra reconoció y agradeció el «enorme y difícil trabajo que han hecho para meterse en su papel», se implicaron especialmente en la obra, por eso de que «de alguna manera, aunque sea indirecta, se ven reflejados por tema y edad en los asuntos que trata la obra».