Valerio compara las políticas de Mañueco con las de Cospedal

SPC
-

La ministra de Trabajo en funciones asegura que el Gobierno de España tiene "muy claro" el "compromiso" con Castilla y León

La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, y la vicesecretaria general del PSCyL, Virginia Barcones, participan en la Fiesta de la Rosa de Benavente (Zamora). - Foto: Ical

La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, comparó hoy las políticas desarrolladas por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, con las que puso en marcha María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha entre 2011 y 2015. “Por lo que veo, el señor Mañueco practica las mismas que practicó Dolores de Cospedal aunque, por suerte, solo consiguió someternos a los recortes durante cuatro años a los castellano-manchegos. Aquí, 32 años. No me quiero imaginar lo que está pasando aquí”, observó.

“En Castilla-La Mancha (Cospedal) nos dio muchos dolores de cabeza en cuatro años, con el “cierre de puntos de urgencias, escuelas rurales… Todo lo que se fue cargando ha habido que recuperarlo y eso lo necesita también Castilla y León”, añadió.

En este contexto, Valerio Cordero se preguntó hoy “cuánto ha perdido Castilla y León” por “no haber conseguido” tener como presidente de la Junta a Luis Tudanca. “Ganó las elecciones y es una pena que no esté al frente del Gobierno de Castilla y León. Tanto él como el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tienen muy claro que hay que poner la economía al servicio de las personas y, para poder llevar a cabo todos los proyectos buenos para las personas, es absolutamente fundamental estar en el Gobierno”, señaló.

Además, aseguró que el Gobierno de España, en la actualidad, en funciones, tiene “muy claro” el “compromiso” con Castilla y León, en general, y con la provincia de Zamora, en particular. “Hay muchos proyectos pendientes de ejecución y vamos a ir a por ello. Queda un camino muy largo hasta el 8 de noviembre para convencer a la ciudadanía de la provincia de Zamora”, indicó.

Magdalena Valerio hizo estas declaraciones antes de intervenir en la Fiesta de la Rosa, en Benavente (Zamora). El acto contó con la participación de la vicesecretaria general del PSCyL, Virginia Barcones; el alcalde de Benavente, Luciano Huerga, y los candidatos al Congreso y al Senado por Zamora para las próximas Elecciones Generales, entre otros representantes institucionales y cargos orgánicos socialistas.

La ministra de Trabajo en funciones valoró la “defensa” del polígono industrial de Benavente. “Estamos hablando de la España despoblada y de reto demográfico, el envejecimiento de la población y la huída masiva de las zonas rurales, incluidas muchas personas jóvenes y mujeres”, precisó. “Para que haya futuro en nuestros pueblos, es fundamental que la población arraigue y que se pueda recuperar parte de la población perdida en las últimas décadas. Es fundamental que haya buenos servicios públicos, sanitarios, educativos e instalaciones para las personas mayores, aplicación de la Ley de Dependencia y ayuda a domicilio”, agregó.

Magdalena Valerio recalcó que, además de unos servicios básicos “sólidos”, debe haber “buenas comunicaciones” y consideró que “en este entorno se está haciendo una apuesta”, en ese apartado. “Las comunicaciones telemáticas son importantísimas. Pero, para que haya población y que vuelva la que se fue, es fundamental crear oportunidades de empleo”, anotó. “Una apuesta por la reindustrialización, polígonos que generen riqueza, porque la economía digital llegue a nuestros pueblos, por los empleos verdes y la energías renovables y cuidado de la masa forestal, todo lo que tiene que ver con la transición energética justa y todo los empleos blancos en sanidad, servicios sociales y educación”, enumeró.

Magdalena Valerio describió la Fiesta de la Rosa como “un día de confraternización” en el que “desplegamos el socialismo afectivo, que es una de las mejores cosas que tenemos” y apostilló: “Mucho mejor, cuando nos queremos que cuando, de vez en cuando, discutimos. Pero los socialistas tenemos la virtud de poder discutir y discrepar y, como somos demócratas, organizamos primarias y, a veces, hasta secundarias. Pasado todo esto, nos unimos para remar en la misma dirección”.

Por último, hizo hincapié en que “no se trata de ve quién exhibe la bandera más grande, sino de ver quién defiende de un modo más claro y con más ahínco los intereses de la ciudadanía, sobre todo de quienes más apoyo necesitan para salir adelante” y concluyó: “A esta visión de España, nadie gana al Partido Socialista”.


Las más vistas