«La impericia o insensatez del trabajador está detrás de muchos accidentes laborales»

Eduardo Cantalapiedra
-

El presidente del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España, José Antonio Otero, subraya en Ávila que «proteger a quien desecha el riesgo es muy difícil»

La «impericia o insensatez» de trabajador «está detrás de muchos accidentes laborales». Así lo cree el presidente del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España, José Antonio Otero Cerezo, que este jueves participó en una jornada técnica organizada por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Ávila y la Fundación Musaat en el Lienzo Norte sobre la prevención de patologías en la edificación.
Otero recordó que fueron los accidentes laborales los que propiciaron la creación hace 32 años de la Fundación Musaat, pues «hubo una época hace unos diez años en la que la actividad era mucho mayor que ahora y en la que los accidentes laborales eran muy frecuentes, y la respuesta de los tribunales ante esto fue muy radical. Nosotros tuvimos muchos compañeros imputados penalmente y pedimos amnistías para que varios de ellos no entrasen en prisión». «Fue una época terrible y yo estoy seguro de que en un buen número de casos no era la mala praxis del compañero la que originaba un accidente laboral, porque proteger a quien no quiere protegerse y desecha el riesgo es muy difícil», añadió.
Precisamente, las primeras investigaciones de esta fundación fueron dirigidas a detectar dónde surgían esos accidentes y cuáles eran los motivos, y según José Antonio Otero, se puso en evidencia que «no somos culpables de que los trabajadores tengan accidentes laborales en un buen número de casos».
Actualmente, en colaboración con el Ministerio de Empleo, se ha puesto en marcha un sistema de simulación en 3D de accidentes laborales que, desde el Consejo General de Arquitectura Técnica de España esperan que «facilite a la Justicia entender cuáles son las causas y haga ver a los sindicatos y trabajadores que la insensatez del trabajador tiene mucho que ver con su seguridad», subrayó su presidente, quien en referencia a las jornadas técnicas celebradas este jueves en Ávila comentó que el objetivo era «facilitar unos sistemas de aplicación directa para que la persona que está dirigiendo la ejecución de una obra pueda detectar y tener controlado todo el proceso de tal forma que se puedan ver los defectos en la edificación antes de que esté terminada».
Junto a Otero estuvieron el presidente del Colegio de Aparejadores de Ávila, Alfonso Nieto y el presidente de Musaat, Francisco García de la Iglesia. Nieto explicó que «la sociedad cada vez más demanda profesionales que estén preparados para atender las problemáticas y circunstancias que surgen en el día a día en el ámbito de la construcción, pues en la universidad nos dan las herramientas para trabajar, pero la tecnología evoluciona y debemos estar continuamente formándonos».
De ahí que los colegios profesionales tengan entre sus funciones organizar los servicios de asistencia, formación e información profesional para «alcanzar la mayor capacidad cultural, profesional y ética de todos los colegiados», subrayó Nieto, quien resaltó la importancia de la prevención de patologías en la edificación porque «siempre se dice que las casas tienden a no caerse y efectivamente no se caen, pero las deficiencias existen y en el sector de la vivienda residencial se ponen de manifiesto de una forma tal que pueden impedir la habitabilidad en muchas ocasiones, con lo que su prevención favorece al ciudadano».