Las dudas de La Masía

Agencias
-

El Barcelona ya no confía en su cantera y muchos de sus jugadores han tenido que buscar una salida en el mercado de invierno ante la falta de oportunidades

Las dudas de La Masía

El Barcelona cerró el mercado de invierno el pasado viernes apurando los últimos minutos con una última transacción, la del senegalés Moussa Wague cedido al Niza, en una de las ventanas más ajetreadas de la entidad y que ha tenido a La Masia, su academia de formación, como gran protagonista, especialmente en la salida de jugadores que parecían que podrían tener opciones de consolidarse en el primer equipo, como en los casos de Todibo, Aleñá, Carles Pérez o Abel Ruiz. Sin embargo, parece que la parte deportiva de la entidad azulgrana no confía en sus jóvenes promesas. 
Así, mientras los culés rastreaban desesperadamente el mercado en busca de un delantero centro, sorprendentemente no daba ni una opción a Abel Ruiz, campeón de Europa juvenil con el Barça y con la selección española, un ariete eficaz y atrevido que sin llegar al desparpajo que tiene Ansu Fati, podría haber tenido hueco en el club blaugrana.
El valenciano, con ficha del B, parecía llamado a ocupar en el futuro la posición de Suárez, pero al final ha recalado en el Sporting de Braga en calidad de cedido, pero con la obligatoriedad por parte del equipo luso de hacerse con sus servicios al final de la temporada por ocho millones de euros. Si el adiós de Abel Ruiz ha causado sorpresa, no menos lo ha hecho la salida de Carles Pérez, un extremo que ha ido de menos a más en el primer equipo y que parecía que, junto a Ansu Fati, se había convertido en la primera opción a la hora de hacer cambios ofensivos. 
Las dudas de La MasíaLas dudas de La MasíaLa llegada de Quique Setién, sin embargo, le cerró las puertas del Barça y tuvo que hacer las maletas rumbo a Roma, el club que pagó 11 millones más tres y medio de variables por sus servicios.
La última despedida de un canterano fue la de Carles Aleñá, al Betis, aunque esta ya hacía tiempo que estaba cantada, dado que el jugador no acababa de tener continuidad a pesar de atesorar una gran calidad.
Mientras las salidas de la Masia han sido numerosas, igual que en el pasado mercado de invierno (Cururella, Palencia, Miranda, Rafinha y Denis Suárez), el Barcelona también fichó en el mercado de invierno a dos jóvenes jugadores que se incorporarán el 1 de julio: el portugués Francisco Trincao (Sporting Braga, 31 millones de euros) y el brasileño Matheus Fernandes (Palmeiras, unos 10 millones), cedido por el equipo ‘carioca’ al Valladolid. 

Plantilla corta

A estas salidas  de canteranos se han unido las de otros futbolistas de la plantilla que apenas disponían de minutos, como el joven central Jean Clair Todibo que ha salido de la entidad catalana hacia el Schalke 04 en calidad de cedido, equipo que tiene una opción de compra por 25 millones. Asimismo, también se fue del Barça el camerunés Moussa Wagué, que llegó al bloque culé el año pasado para jugar en el filial y que ahora sale cedido al Niza, aunque sin una cláusula obligatoria de compra.
Así, el primer equipo apenas se queda con 18 jugadores para afrontar lo que resta de temporada, lo que podría aumentar las oportunidades de los canteranos, aunque, de momento, el único que parece que tiene un hueco es Ansu Fati, protagonista el pasado domingo del triunfo azulgrana ante el Levante al haber marcado los dos goles de los catalanes.