«Cuanto peor, más ganas hay que ponerle»

A.S.G.
-

José Antonio Rilo, responsable del Grizzlies, reconoce el varapalo que supuso quedarse sin la disputa de la Spanish Bowl, aplazada y sin una fecha confirmada. El club abulense quiere dar el salto la temporada que viene al contacto.

«Cuanto peor, más ganas hay que ponerle»

Cuanto peor se ponen las cosas «más ganas hay que ponerle». Lo hicieron cuando se propusieron buscar los fondos que necesitaban para desplazarse a la que iba a ser la Spanish Bowl 2020 en Calatayud y lo harán a partir de ahora para tratar de seguir creciendo en una próxima temporada 2020-2021 en la que el Grizzlies de Ávila, el equipo de fútbol americano abulense, se ha propuesto dar el paso al contacto. Es el reto que se ha marcado el club que dirige José Antonio Rilo y que, en la que será el cuarto año de vida de este club, quiere dar un paso adelante. Al menos pelearlo, algo en lo que desde el primer día se encuentra inmerso un club en una modalidad deportiva con poco arraigo pero que sigue tratando de encontrar su hueco. Aunque este año se han encontrado con un duro enemigo, el COVID-19.
Porque el curso 2019-2020 que ya puede darse por finalizado ha dejado un regusto amargo en el club. No sólo porque de cara a la formación deportiva el año apenas ha dado «margen» a los chavales, sino porque se han caído los proyectos que manejaba el club. Y no eran pocos. El principal, participar en la Spanish Bowl, el Campeonato de España de Flag Football, para el que no dudaron en movilizar una búsqueda de fondos que les permitiera encontrar el presupuesto para desplazarse hasta Calatayud. Lo consiguieron pero al final, el sueño quedó tumbado. «Hemos tenido que cerrar el curso con rabia. Estábamos ilusionados con la Spanish Bowl. Lo dábamos por seguro. Nunca hubiéramos pensado que fuera a pasar esto. Es evidente que en junio no será posible» señala. Bien es cierto que la Federación abre las puertas a que sea en otra época del año. «Iremos» afirma con rotundidad, aunque ahora no será posible.
Era el objetivo marcado. Para hacerlo posible dejaron de lado la celebración de la Triple Bowl, un triangular con equipos madrileños. Ni lo uno ni lo otro, como tampoco la celebración de un evento deportivo dedicado al fútbol americano para el que ya contaban con la presencia de equipos de Madrid, Extremadura, Asturias, Cantabria...
Un paso atrás pero con miras a dar dos hacia adelante. «Nuestra filosofía es que cuanto peor se ponen las cosas más ganas hay que ponerle». Y de ahí el salto al contacto. «Vamos a mantener el flag football –modalidad sin contacto– pero para los mayores vamos a empezar la iniciación al contacto. No será total, será una fase intermedia, pero es lo que se ha decidido» señala. De momento queda lejos, pero con ello se abre a medio plazo el objetivo de poder formar a  un equipo que pudiera competir en la Liga Norte 7x7. De momento los ‘oseznos’ empezarán  a trabajar con hombreras y cascos en una temporada en la que esperan seguir creciendo. Quizás con este paso puedan empezar a crecer un poco más.