Registro Civil y Juzgados reducen su actividad

E.Carretero
-

Los tribunales mantienen las actuaciones judiciales que de no practicarse pudieran causar un perjuicio irreparable y expiden licencias de enterramiento e inscriben nacimientos en plazo perentorio

Registro Civil y Juzgados reducen su actividad - Foto: David Castro

El estado de alarma decretado por el Gobierno también ha afectado, lógicamente, a la actividad judicial que se ha reducido adaptándose a las instrucciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). También se han adaptado a esta situación excepcional que obliga a  prestar servicios mínimos los registros civiles, donde pese a continuar abiertos  la actividad se limita si bien se deberá asegurar la expedición de licencias de enterramiento, las inscripciones de nacimiento en plazo perentorio y la celebración de matrimonios del artículo 52 del Código Civil, que en este caso se refiere a las uniones en caso de que los contrayentes se encuentren en peligro de muerte, como explica Raquel Sánchez, la decana del Colegio de Abogados de Ávila.  
Respecto a los Juzgados de Guardia, explica la decana del Colegio de Abogados de Ávila, la instrucción dada por el CGPJ es que la actividad se limite a aquellas actuaciones relativas a los detenidos y aquellas otras que son «inaplazables y urgentes». Se refiere Raquel Sánchez a «aquellas que de no practicarse puedan causar un perjuicio irreparable o los internamientos que sean urgentes y que determina el artículo 763 de la Ley de Enjuiciamiento Civil». También medidas cautelares que tienen que ver con la protección y tutela de los menores, así como servicios de guardia en los juzgados de violencia contra la mujer y en particular aquellos dirigidos a asegurar el dictado de las órdenes de protección y otras medidas cautelares en materia de violencia sobre la mujer y menores.
Así mismo, pese al estado de alarma, se mantienen las actuaciones con detenidos y las que resulten inaplazables como adopción de medidas cautelares, levantamiento de cadáveres y entrada y registro. «Cuando hay un detenido sigue teniendo los mismos derechos y se le tiene que poner a disposición judicial en un plazo máximo de 72 horas para tomarle declaración y adoptar las medidas correspondientes al respecto», explica la decada del Colegio de Abogados de Ávila.
En el orden juridisccional social se garantiza además la celebración de juicios declarados urgentes por la ley y las medidas cautelares urgentes y preferentes, así como los procesos de EREs y los ERTEs.



Las más vistas