Patriotismo cultural y defensa del castellano

E.C.B
-
Patriotismo cultural y defensa del castellano - Foto: Ana I. Ramí­rez

El escritor y periodista Antonio Pérez Henares y la filóloga y escritora María Vila protagonizaron este viernes una nueva cita en El Episcopio de las I Jornadas de Novela Histórica en la que se habló de figuras como la de San Juan de la Cruz

El escritor y periodista Antonio Pérez Henares y la filóloga y escritora María Vila protagonizaron este viernes una nueva cita en El Episcopio de las IJornadas de Novela Histórica que se celebran en esta ciudad. Un oportunidad no solo para acercar al público de Ávila a algunos de los pasajes y personajes más significativos de nuestra historia sino para acercarse a ese pasado a través de un género que, como comentó Pérez Henares, encuentra su éxito en «la necesidad de la sociedad española de querer reencontrarse con su historia, porque está cansada de que gente que parte del prejuicio y de la ignorancia más absoluta le diga poco menos que tiene que avergonzarse de ella».
«La última estupidez es convertir el descubrimiento de América en un genocidio», subrayó el escritor, quien defendió enérgicamente la importancia de «llegar a un nuevo mundo, traspasar aquel continente, descubrir un nuevo océano y circunvalarlo». Por ello apeló al «patriotismo cultural, a nuestra literatura, a las grandes obras de arte, a los edificios que van desde las catedrales hasta los castillos y a esa historia que va desde Atapuerca hasta Gaudí» porque «creo que es algo para sentirnos tremendamente orgullosos, y de una cosa más que de ninguna, de nuestra lengua en la que nos entendemos cientos de millones de personas en el mundo y que en el único sitio en el que parece ser despreciada es en su propio solar». «Allá ellos, porque la lengua castellana en España o española en el mundo es imbatible y hermosísima», afirmó.

Junto a Pérez Henares estuvo este viernes María Vila, quien calificó como «un privilegio» como filóloga «poder hablar de la figura de San Juan de la Cruz» y más aún en la tierra del místico que también es la suya, ya que como apuntó «he pasado aquí todos los veranos de mi vida y me considero una abulense más».
Para esta apasionada del Renacimiento, San Juan de la Cruz «no solo encarna una de las dos figuras místicas más importantes, sino que en el plano literario, su poesía, su lirismo y su sensibilidad para ponerse de alguna manera en la postura del amante, entendida desde el plano místico y desde el amoroso, son sentimientos de desbordan  y le convierten en una de las figuras más importantes de nuestra literatura y de los místicos del mundo».
La autora de La leyenda de las dos piratas habló primero de San Juan de la Cruz desde el punto de vista histórico, recordando «la conversión que hizo de los carmelitas, pasando de los calzados a los desclazos y todo lo que le supuso», para después adentrarse el plano literario de este místico universal. Además como precedentes de ese Renacimiento también se refirió a las figuras de Isabel la Católica y Alonso de Madrigal, como humanista.