Alemania se juega mucho

Agencias
-

El regreso de la Bundesliga genera voces críticas

Pavard se salta la norma de no festejar los goles con contacto al felicitar a David Alaba. - Foto: HANNIBAL HANSCHKE / POOL

La Bundesliga regresó, la jornada 26 se completó con el Bayern más líder al mantener cuatro puntos de ventaja con el Dortmund tras ganar con facilidad (0-2) al Unión Berlín con un tanto de Lewandowski, de penalti y otro de Pavard en un saque de esquina. El retorno de la competición ha producido alivio en los clubes mientras que dentro y fuera del mundo del fútbol ha recibido críticas al retorno en medio de la pandemia.
El regreso, pese a la anomalía de las estadios vacíos, se puede calificar de logrado. No hubo incidentes. Todos los responsables cumplieron los protocolos de prevención fijados y no se presentaron las aglomeraciones fuera de los estadios que algunos temían.
La celebración de los goles del Hertha contra el Hoffenheim generaron -los jugadores se abrazaron- alguna irritación, como lo harán los del Bayern de Múnich de ayer, pero la Liga Alemana se apresuró a aclarar que no abrazarse no forma parte del plan de prevención, se trata de una recomendación. 
Pese al regreso, que es calificado por muchos como la recuperación de un pequeño trozo de normalidad, entre los aficionados hay escepticismo ante el retorno. Los ultras, sobre todo, desde que se empezaron a fraguar los planes, repitieron hasta la saciedad que el fútbol sin espectadores no es fútbol. 
Al lado de los ultras, hay críticas por el operativo que se ha desplegado para posibilitar el retorno del fútbol que representa un tratamiento preferencial y un agravio comparativo con otros sectores de la sociedad.