La construcción retoma la actividad con limitaciones

E.Carretero
-

La patronal, que habla de «improvisación» por parte del Gobierno y acusa falta de información en ciertos aspectos, insiste en la importancia de garantizar la seguridad de los trabajadores

La construcción retoma la actividad con limitaciones - Foto: Isabel García

El sector de la construcción volvió este lunes a la actividad tras quince días de parón y una vez finalizada la vigencia del permiso retribuido recuperable que se decretó el pasado 30 de marzo para trabajadores de los sectores no esenciales. Lo hizo atendiendo a las recomendaciones para preservar la seguridad en el desplazamiento y en el centro de trabajo y también con ciertas limitaciones en su actividad después de que el domingo por la noche el Ministerio de Sanidad ordenara suspender la ejecución de determinadas obras de intervención en edificios que supongan la concentración de personas y compartir espacios comunes con residentes u otros usuarios.
«La única manera de pagar las nóminas y hacer frente a los pagos es mediante un préstamo o trabajando», reconocía este lunes Alfonso Sánchez Macho, presidente de la Federación Abulense de Empresarios de Construcción de Confae, que aseguraba también que la vuelta al trabajo estaba siendo «lo más cuidadosa posible» y ateniendo a las medidas recogidas en la guía elaborada por la patronal del sector y los sindicatos. «Nos importa muchísimo que la vuelta al trabajo sea lo más segura posible, tanto para los trabajadores como para el sistema sanitario en general», reconocía el responsable de Construcción de Confae que insistía en la importancia de  adoptar esas medidas de seguridad para evitar «otro rebrote y que las cosas se compliquen». En este sentido Sánchez Macho lamentaba que no se estén realizando test de detección de la enfermedad de forma generalizada que, a su juicio, ayudarían a que quien vaya a trabajar lo hiciera con todas las garantías de saber que no tiene la enfermedad o de que ya la ha pasado. «Ahí tenemos un problema», reconocía el portavoz de Confae que también hablaba de los problemas que están teniendo las empresas para conseguir equipos de protección frente al COVID-19.
Pese al «miedo» y la falta de información en algunos aspectos, como por ejemplo la situación de los trabajadores contagiados, «que no sabemos si se considera enfermedad laboral o no», Sánchez Macho aplaudía esa vuelta a la actividad del sector de la construcción.
También a esas dificultades que están teniendo las empresas del ramo para implementar esas medidas de seguridad se refería el presidente de la Federación de Empresas de Construcción y Obras Públicas de Ávila (Fecopa), Ladislao García Segovia, que hablaba de una vuelta «paulatina»  y «compleja». Criticaba igualmente el portavoz de la patronal las medidas «un poco improvisadas» de esta vuelta a la actividad como así demuestra, apuntaba, la publicación el domingo por la noche en el BOE de esas limitaciones en el caso de ciertas obras de rehabilitación que reducen lógicamente la actividad de las empresas del sector. Esto ha hecho, reconocía el presidente de Fecopa, que el arranque de la actividad en la construcción no fuera «del todo efectivo» en esta primera jornada, debido no solo a las adaptaciones que las empresas han de hacer en materia de seguridad sino también a que la  entrega de suministros y materiales de obra «se está demorando».