17 manos tendidas que son de premio

B.M
-
17 manos tendidas que son de premio - Foto: David Castro

Faema entregó sus reconocimientos a personas, administraciones, entidades, medios de comunicación y empresarios que ayudan a sensibilizar a la población respecto a la enfermedad mental

Con la intención de premiar a quien ayuda a sensibilizar a la población y visibilizar las buenas prácticas, Faema (Asociación de Familiares, Amigos y Personas con Discapacidad por Enfermedad Mental de Ávila) organizó la cuarta edición de sus galardones que recayeron en 17 personas, administraciones, entidades, empresarios y medios de comunicación. Y todos ellos, junto a una amplia representación social de Ávila, participaron en el acto organizado en el auditorio de San Francisco donde con vídeos  se fueron presentando a los galardonados y recordando su acción en un acto conducido por la directora gerente de Faema, Inmaculada Pose, y el presidente de la asociación, Antonio Álvarez.
En esta edición los premiados en la categoría de personas fueron Alicia García, ex consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades; Patricia Rodríguez, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Ávila;Ela María Chapinal, que fue presidenta de Faema y la imagen más visible de la entidad, y José Herrero, también parte de la Junta Directiva. En administraciones, mirando especialmente a los ayuntamientos del medio rural, se reconoció a los de Solosancho, Riofrío, Mengamuñoz (con las personas que componen el Desafío Solidario), La Torre y Burgohondo. A ellos se unieron en entidades, la Federación CYL, Escuela Deportiva Linko-Garbantel y el grupo de baile de Emma Lucena.  
Completaron los premiados, Radio Adaja y Avilared en medios de comunicación y en empresarios, Autolavados Ecológicos, José Tomás Rodríguez S.L. y Cerrajería Gredos.
Antes de comenzar el acto, Inmaculada Pose destacó la importancia de reconocer las buenas prácticas que se realizan y cómo se puede hacer «mucho» sumando ejemplos. Y se hace en este caso a través de una entidad como Faema que trabaja para y por personas con problemas de salud mental y personas con capacidades diferentes a través de diferentes proyectos como es el caso de su centro de día, el centro de empleo o la red de viviendas supervisadas donde recientemente se han abierto dos nuevas por lo que ya se cuenta con diez y 48 plazas.
De forma global Faema atiende a unas 350 personas al mes con unos servicios que incluyen además los de asistencia personal.
Anunció además que Faema está trabajando en un importante proyecto para la puesta en marcha de una residencia para personas mayores a «medio o largo plazo» por lo que se están mirando parcelas y trabajando para ello, también con la intención de ofrecer oportunidades a las personas con capacidades diferentes. Una residencia que se pretende que se ponga en marcha, puntualizó Inmaculada Pose, con precios accesibles. 
Entre los premiados, Alicia García quiso agradecer el reconocimiento y recordó todo el trabajo realizado en los últimos años con el modelo de atención a personas con discapacidad por enfermedad mental, la figura del asistente personal o los itinerarios de inserción. Unas palabras que llegan cuando Alicia García acaba de dejar de ser consejera de Familia y que realiza, como ella misma dijo, «en su casa, su barrio».
Patricia Rodríguez se refirió a todo lo que se puede conseguir cuando uno da lo que tiene y se hace un trabajo conjunto mientras que los alcaldes de Solosancho y Burgohondo recordaron el trabajo en sus municipios, el primero hablando de  la importancia de la divulgación en las zonas rurales y el segundo de la figura del asistente personal.
Desde Linko, Jorge Sánchez recordó las actividades lúdicas y deportivas que se ofrecen y los proyectos sociales donde cuentan con la cercanía de Faema.