Apertura de templos, pero con un tercio del aforo

Redacción
-

Desde la Diócesis informan que se aplicarán todas las medidas de higiene y prevención y recomiendan de igual modo la asistencia con mascarilla, además recuerdan la dispensa del precepto dominical

La Diócesis de Ávila, por decisión del obispo, José Maria Gil Tamayo ha decidido que a partir de la jornada de este lunes 18 de mayo se pueden abrir todos los templos con presencia de fieles (de momento con un tercio del aforo) para la celebración de los Sacramentos, aplicando eso sí siempre todas las medidas de higiene y prevención que se detallaron en el comunicado del pasado 4 de mayo, es decir, a la conveniencia de llevar mascarilla, se suma el hecho de mantener vacías las pilas de agua bendita, ofrecer desinfectante a la entrada y la salida, y guardar la distancia necesaria en los bancos (debidamente indicada en cada iglesia), entre otras.

Asimismo, en un comunicado recuerdan que el Obispo prorrogó (también el 4 de mayo)  la dispensa del precepto dominical, invitando a la lectura de la Palabra de Dios y a la oración en las casas, pudiendo beneficiarse de la retransmisión a través de los medios de comunicación para quien no pueda acudir al templo. Además, se invita a las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo a que valoren la conveniencia de no salir de sus domicilios.

También se pueden abrir los despachos de Cáritas para la atención presencial de los más necesitados, aplicando siempre las medidas de distanciamiento, higiene y prevención requeridas (Art. 17 de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, retomado y modificad en la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo).

Funerales. Para la celebración de funerales, se establece que primero se haga la inhumación del cuerpo (o la incineración) con el responso correspondiente y con la comitiva que en cada momento permitan las autoridades sanitarias y, después, la Misa exequial. Ésta se celebrará inmediatamente después o en otro momento, según el parecer de la familia y las posibilidades del párroco, con el aforo permitido en cada fase (de momento, un tercio) y guardando todas las medidas sanitarias e higiénicas que dicte para cada momento la autoridad competente.

Es así en aplicación a las medidas establecidas por la Orden del Ministerio de Sanidad SND/414/2020, que introduce una “disposición adicional única” (Disposición final primera, número 4), y por las declaraciones del Ministro y la nota de prensa del propio Ministerio, se flexibiliza la fase 0 (en la que seguimos estando casi toda la provincia) para que se puedan disfrutar de las medidas que afectan al culto y que son propias de la fase 1.

Aunque civilmente, haya zonas de la Diócesis de Ávila en diferente fase de desconfinamiento, el Obispo ha decidido unificar criterios y permitir la apertura de templos a un tercio del aforo.