La UCAV echa de menos a sus alumnos

Redacción@diariodeavila.es
-

La Universidad Católica de Ávila lanza a través de un vídeo un emocionante mensaje a sus alumnos, agradeciendo su esfuerzo y fortaleciendo el sentimiento de comunidad universitaria. "Sois los profesionales del futuro y de una sociedad íntegra"

“No escucho un sonido, ni vuestras carreras por las escaleras al llegar tarde a clase, tampoco vuestras risas, ni vuestros planes del fin de semana”. Así comienza el emotivo vídeo producido por la Universidad Católica de Ávila (UCAV) en el que la propia universidad narra su nostalgia tras el cierre de sus puertas, las físicas, el pasado 13 de marzo con motivo de la declaración del estado de alarma ante la pandemia del coronavirus.

Aunque la universidad mantiene siempre abiertas sus puertas virtuales y todos sus alumnos están siguiendo sus clases con normalidad, a través de este vídeo ha querido mostrar su lado más cercano y emotivo, su añoranza a sus alumnos y comunidad universitaria. "No sé dónde estáis, pero os echo de menos. Hace semanas tuve que cerrar mis puertas, por vosotros, por mi familia sabiendo que no os vería en algún tiempo”.

El vídeo, realizado por el departamento de Postproducción, responsable de postproducir las clases virtuales con las que cuentan los alumnos para su aprendizaje, está dirigido y guionizado por el Gabinete de Comunicación. La actriz Mar Reina interpreta con su voz a la Universidad Católica de Ávila.

Sobre las imágenes de una universidad vacía, el sentimiento de la UCAV en este confinamiento se hace patente. "Echo de menos vuestros maratones de biblioteca, los nervios en los exámenes. No noto vuestra inquietud en las defensas de trabajos, pero sé que estáis abanderando vuestros estudios como alumnos, y vuestro trabajo como profesores y personal de administración y servicios. Añoro vuestro tesón por salvar vidas virtuales en el Aula de Simulación Hospitalaria, aunque sé que algunos de vosotros lo estáis haciendo con enfermos reales. Extraño vuestra vorágine en los laboratorios, pero estoy contenta de haber donado material para ganar esta batalla".

En tono melancólico la UCAV se confiesa a sus alumnos. "Estoy deseando veros en las orlas porque entonces habré cumplido mi misión al convertiros en los profesionales de un futuro muy cercano y de una sociedad íntegra. Porque nuestros valores, solidaridad y trabajo en equipo van a hacer que dentro de poco os abra las puertas de nuevo, y entonces escucharé vuestras risas más alto; notaré vuestro corazón latir más fuerte; y veré vuestros sueños más despiertos".