Bankinter gana 130,3 millones hasta marzo

Europa Press
-

La entidad pone en marcha un amplio conjunto de iniciativas para mitigar el impacto económico que está generando entre algunos de sus clientes la actual situación de pandemia

Bankinter gana 130,3 millones hasta marzo

Bankinter registró un beneficio de 130,3 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que supone un descenso del 10,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, por mayores provisiones para prevenir a futuro un posible deterioro del negocio por la crisis económica del Covid-19, según ha informado la entidad.

En concreto, el beneficio neto de la actividad bancaria fue de 101,1 millones de euros entre enero y marzo de este año, un 17,4% inferior al de un año antes, tras provisiones de 107,3 millones de euros frente a los 55,1 millones del mismo periodo de 2019.

Asimismo, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se saldó al cierre del trimestre con 140 millones de euros, un 17,2% menos que a marzo de 2019.

Sumados a las cifras de beneficio de la actividad bancaria los 29,1 millones de euros de resultado de Línea Directa (+9%), el beneficio neto del Grupo Bankinter alcanzó los 130,3 millones de euros, lo que supone un 10,1% menos.

En las cuentas de este trimestre se muestran por primera vez de forma separada los resultados de la actividad bancaria y los de Línea Directa Aseguradora, tal y como es preceptivo desde que en la pasada junta fuera aprobada la distribución de la prima de emisión entre los accionistas mediante la entrega de acciones de Línea Directa, una vez su futura salida a bolsa obtenga todas las autorizaciones pertinentes.

"El Grupo Bankinter inicia 2020 mostrando una actividad y un negocio con clientes que mantienen toda la fortaleza y el vigor del pasado ejercicio pese a las dificultades del entorno de tipos actual y el impacto económico, todavía incipiente, provocado por el coronavirus", ha destacado.

El banco ha resaltado que todos los márgenes de la cuenta de resultados al cierre del primer trimestre del año ponen de manifiesto que, a pesar del entorno actual, su negocio "mantiene su tensión y demuestra capacidad para seguir generando mayores ingresos".

El margen de intereses sumó un total de 307,8 millones de euros, que suponen un 14,1% más que a la misma fecha de 2019, "con la dificultad añadida del entorno de tipos".

El margen bruto alcanzó los 436,3 millones de euros, un 8,2% más, con unos ingresos netos por comisiones de 123 millones en el trimestre, que crecieron al 7,6% dando muestra de mayor actividad en los negocios que ofrecen más valor añadido al cliente, como la gestión de activos o el negocio de valores, entre otros. Las comisiones suponen el 28% del total del margen bruto.

Por su parte, el margen de explotación alcanzó 247,3 millones de euros, un 10,3% más que un año atrás, con unos costes operativos que crecieron un 5,6% al incluirse los gastos relativos al negocio de EVO que no estaban hace un año.

De hecho, de no tener en cuenta EVO Banco, los gastos del negocio bancario en España se reducen en un 7% y en un 6% los gastos de Bankinter Portugal.

Esto conlleva, según el banco, una mejora "sustancial" de la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que pasa del 44,4% de hace un año al 43,3% actual, gracias a los mayores ingresos.

 

Reduce la mora al 2,58%

Asimismo, el banco logró una ratio de morosidad del 2,58% durante el primer trimestre de este año, frente al 2,87% de hace un año, y apenas siete puntos básicos más que al cierre de 2019.

Por su parte, los activos inmobiliarios adjudicados, también experimentaron una "sustancial" rebaja, hasta situarse en un valor bruto de 274,3 millones de euros, frente a los 328,6 millones de hace un año La cobertura de estos adjudicados es del 44,5%.

Por lo que se refiere al balance de Bankinter, los activos totales del grupo sumaron a 31 de marzo 86.586,9 millones de euros, un 10,6% más que en el primer trimestre de 2019. El total de la inversión crediticia a clientes ascendió a 61.068 millones de euros, un 9,4% más que a la misma fecha de hace un año.

El crecimiento de la cartera crediticia en España, sin tener en cuenta EVO Banco, es del 6%, cuando el sector, según señala la entidad, ha vuelto a reducir su cartera en un 1% con datos a febrero del Banco de España.

Asimismo, los recursos minoristas de clientes cerraron el primer trimestre en 59.289,7 millones de euros, un 15% más que hace un año. El crecimiento de esos recursos en España, sin EVO, es de un 9%, cifra superior a la media sectorial, que crece un 4% con datos a febrero.

En lo que se refiere a los principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó en un 10,23% y la solvencia marcó al cierre del trimestre una ratio de capital CET1 'fully loaded' del 11,47%, 327 puntos básicos por encima del requerimiento de capital que le ha exigido a la entidad el Banco Central Europeo (BCE) para el presente ejercicio.

En cuanto a la liquidez, el 'gap' comercial (diferencia entre la inversión crediticia y los recursos captados de clientes) se situó en 800 millones de euros, con una ratio de depósitos sobre créditos del 99,5%.

Bankinter prevé unos vencimientos de emisiones mayoristas de 800 millones de euros para este ejercicio, 200 millones para 2021 y 1.000 millones para 2022.

Para afrontarlos, el grupo posee activos líquidos por un valor de 13.600 millones de euros y una capacidad para emitir cédulas por 6.200 millones.

 

Sube un 21% la captación de clientes desde el confinamiento  

Por otro lado, Bankinter ha resaltado que todas sus líneas de negocio se apalancan en la "potencia" de la actividad digital del banco, que siendo "ya muy sólida" ha crecido "sustancialmente" a partir de la situación de confinamiento.

Así, desde el 13 de marzo la captación 'online' de clientes se ha incrementado un 21%.

Asimismo, el banco ha incrementado en un 70% el número de usuarios de la 'app' del bróker, o en un 8% las ventas digitales hasta alcanzar un 43% sobre el total.

Por último, según ha resaltado la entidad, esa "sólida" infraestructura digital ha permitido que desde el inicio del estado de alarma una parte importante de la plantilla pudiera trabajar en remoto, con un total de 5.076 empleados haciendo uso del teletrabajo entre los algo más de 6.000 que componen la plantilla del banco.