Todos los centros escolares tendrán zonas de 'stop and go'

L.C.S
-

El Ayuntamiento aprueba, a propuesta del PSOE, implementar medidas que permitan mejorar los entornos peatonales de los colegios en la capital

Todos los centros escolares tendrán zonas de 'stop and go' - Foto: David Castro

Ávila volverá a recuperar el proyecto de Caminos Escolares Seguros y se habilitarán zonas de subida y bajada de escolares en todos los centros educativos de la ciudad. Así se aprobó por parte del Pleno del Ayuntamiento, aceptando por unanimidad una moción presentada por el grupo municipal socialista en la que se instaba a adoptar una serie de medidas que permitan mejorar los entornos peatonales de los colegios.
El PSOE aceptó las modificaciones propuestas por PP y Por Ávila, y el acuerdo fue posible, de tal manera que el compromiso municipal es el de «recuperar e impulsar, de forma seria, rigurosa y comprometida, el proyecto de Caminos Escolares Seguros» y también el de «habilitar espacios de ‘stop and go’ en todos los centros escolares de la capital, permitiendo la subida y bajada de escolares del transporte que utilicen, en los horarios de entrada y salida del colegio, y que dichos espacios se ubiquen lo más cerca posible del acceso al centro». A estas propuestas del PSOE se añadió la del PP, en la que pedía que el diseño de los caminos y en la determinación de las zonas de paradas se tuviera en cuenta a la opinión de la Policía Local, y también la de Por Ávila, de que en la operación de ‘stop and go’, colaboren los centros educativos implicados.
La portavoz municipal del PSOE, Yolanda Vázquez, defendió la necesidad de estas medidas para «minimizar el impacto del tráfico rodado y apostar por unos entornos escolares más seguros», lamentando que del anterior proyecto de los Caminos Escolares Seguros del año 2014 «apenas queden dos señales y cuatro huellas en el suelo», considerando «un retroceso» el volver a permitir «la entrada de vehículos en una zona peatonalizada».
Desde el equipo de gobierno, José Ramón Budiño, portavoz de Por Ávila, reconoció el «fracaso» del anterior proyecto y recalcó la necesidad de que «los centros educativos se impliquen en la operación de subida y parada de escolares, porque de otra manera no funcionará».
Desde el Partido Popular Sonsoles Sánchez-Reyes consideró que «es la Policía Local la que tiene que liderar la proyección de estos caminos y también de las ubicaciones de las zonas de parada», cuestión que pidió que apareciera explícitamente en la moción.
Para Carlos López, portavoz de Ciudadanos, la creación de las zonas de ‘stop and go’ debía de ser «a demanda de los centros escolares», algo que pidió que se incluyera en la moción, pero a lo que el PSOE se negó. Aún así, voto a favor, pero con  insistiendo en que si un centro no quiere la parada, no se le debe obligar.
Ávila cuenta con 22 centros escolares para alumnos de 0 a 12 años, susceptibles de tener paradas para la subida y bajada de escolares.

Dos de las seis mociones aprobadas durante la sesión plenaria de ayer tuvieron a la lucha contra la despoblación como horizonte final, pero para que sean efectivas necesitan ambas pasar el filtro de ser aprobadas y aceptadas por el Gobierno central.
La primera en debatirse y aprobarse fue la presentada por Ciudadanos para solicitar el traslado de la sede nacional de Paradores a la capital abulense, lo que significaría la llegada de los 177 trabajadores que realizan su labor en esas oficinas, ahora situadas en la calle José Abascal de Madrid.
La propuesta salió adelante con el apoyo incondicional de Por Ávila y con matices del PP, mientras que el PSOE se abstuvo. Desde las filas populares se teme que esta petición no pase de ser un bienintencionado «un brindis al sol», pero «como es bueno para Ávila», lo apoyamos, comentó la portavoz popular Sonsoles Sánchez-Reyes. En el PSOE se considera que es una petición «falta de rigor» y que necesita «más diálogo y consenso» porque no es tan fácil lograr esa deslocalización y hay que «ver si estamos preparados para acoger esas instituciones, porque no tenemos agua».
La segunda moción, la presentada desde Por Ávila para que la ciudad pueda ser sede de una unidad militar tiene «posibilidades reales», comento el alcalde, que avanzó que ya ha habido conversaciones a alto nivel con el Ejército. El portavoz de Por Ávila, José Ramón Budiño, pidió al PSOE, que repitió abstención con parecidas explicaciones que en la anterior moción, que «descuelgue el teléfono y llame a la ministra de Defensa, muy conocida por ustedes al menos en campaña electoral», para que medie en esta petición. Votaron a favor tanto Ciudadanos como el PP, que también tiene la sensación que «ojalá que venga», pero que va a ser complicado.