Ingresan a una niña tras practicar el 'juego de la muerte'

Europa Press
-
Ingresan a una niña tras practicar el 'juego de la muerte'

Una menor de 12 años es hospitalizada en Pinto después de haber participado en el último reto viral entre adolescentes, que consiste en estrangular a otra persona hasta que queda inconsciente

Una ambulancia tuvo que trasladar ayer a un centro hospitalario de Pinto a una menor de 12 años que requería asistencia médica tras participar en el conocido como juego de la muerte, que consiste en estrangular el cuello hasta que la persona queda inconsciente. 
Los agentes de la Policía Local de Pinto tuvieron que intervenir en la calle Alpujarras de la localidad en relación a esta práctica, según informó en redes sociales. 

La menor fue estrangulada por otra persona hasta caer inconsciente y golpearse la cara. Sanitarios del Servicio de Emergencias PIMER-Protección Civil del Ayuntamiento de Pinto le trasladaron a un centro hospitalario. 
Tras estos hechos, la Policía de Pinto pidió a los padres y profesores que alerten a los menores de los riesgos que conlleva "esta estúpida acción que puede causar graves daños neuronales e incluso la muerte". 
La Fiscalía recibió un informe de la dirección del centro de Granada donde estudian los menores que han subido a las redes sociales un vídeo realizando el juego de la muerte en el que explica las medidas que se han adoptado con estos jóvenes tras tener conocimiento de su implicación en esta peligrosa práctica. 
Esta noticia se produce después de que la Policía Local de Granada detectara el pasado martes a varios alumnos de un instituto de la ciudad grabándose con el móvil y subiendo a redes sociales vídeos practicando este juego. 
A la Fiscalía de Menores no le constan denuncias de los padres de estos adolescentes de Granada y está a la espera de recibir los resultados de la investigación de la Policía Local para estudiar el caso. Por su parte, la dirección del centro ha informado al Ministerio Público de las acciones que ha llevado a cabo hasta el momento. Así, ha mantenido un encuentro con los menores y sus padres para abordar lo sucedido y se ha explicado a los jóvenes los riesgos de esta clase de retos.