Funcas retrasa la fecha de la recuperación completa a 2023

Agencias
-

La Fundación de Cajas de Ahorros pide al BCE que asuma en su balance, y de forma prolongada, la parte del déficit de España ligada a la pandemia

Funcas retrasa la fecha de la recuperación completa a 2023 - Foto: Gleb Schelkunov

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) estima que la recuperación económica y del empleo hasta los niveles previos a la pandemia no se producirá en España hasta 2023, y calcula que el paro rozaría ya el 34% sumando a los afectados por ERTE, por lo que pide flexibilizar este tipo de expedientes contemplando la reincorporación parcial de trabajadores y acometer una política de recuperación, pero con un plan sobre el déficit a medio plazo y asumiendo el BCE la parte ligada a la pandemia dentro de su balance de forma «prolongada».
Así lo señaló ayer el director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas, Raymond Torres, durante un videoconferencia para analizar los últimos datos de PIB y empleo y comentar sus previsiones económicas, en la que cifró la caída económica en un 20,3% en el primer semestre respecto a finales de 2019, con una moderación del descenso en el tercer trimestre (-5,3%), situándose el PIB a finales de 2021 todavía unos tres puntos por debajo de los niveles previos a la crisis.
«La economía no se recuperará completamente hasta 2023», aseveró Torres, con unas previsiones de Funcas que apuntan a un hundimiento del PIB del 7% este año y un repunte del 5,4% el próximo ejercicio, frente al retroceso del 9,2% y el alza del 6,8%, respectivamente, previsto por el Gobierno.
No obstante, Torres explicó que la recuperación no será «simétrica» en todos los sectores, sino que la contribución de cada rama al PIB será «muy diferente» tras la crisis, por lo que ve necesario una estrategia de reconstrucción a largo plazo adaptada a los sectores, sobre todo al turismo y los servicios, los más vulnerables.
La previsión de que no se produzca la recuperación hasta 2023 también se extrapola al empleo, según Funcas, que estima que la tasa de paro podría alcanzar el 19% este año y bajar al 17% el próximo.
Por ello, valoró la puesta en marcha de los mecanismos de expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE), que en anteriores crisis permitieron frenar la destrucción de empleo en otros países europeos, y abogó por flexibilizarlos. También consideró que la cifra de 17.000 millones presupuestada para los ERTE será mayor.
Junto a la flexibilidad de los ERTE, Torres marcó como prioridades profundizar y agilizar los trámites para la concesión de liquidez, junto a la moratoria de impuestos.