El Madrid da un golpe en la mesa en el derbi

SPC
-
El Madrid da un golpe en la mesa en el derbi - Foto: Juan Carlos Hidalgo

Los blancos reclaman su condición de favoritos con una exhibición ante el Estudiantes (94-63)

El Real Madrid zarandeó ayer de arriba a abajo (94-63) al Movistar Estudiantes para jugar hoy (21,30 horas/#Vamos) la segunda semifinal del torneo  ante el Divina Seguros Joventut.   El ‘Rey de Copas’ (suma 27) se quedó el derbi y la condición de anfitrión en el Palacio, demostrando su amplio cartel de recursos, con Gabriel Deck (16 puntos) y Gustavo Ayón (16 y 9 rebotes) como destacados, y lanzando un serio aviso al resto de participantes en el campeonato.
Que la Copa es una competición especial lo escenificaron ambas escuadras en el primer cuarto de su choque de cuartos, un festival de canastas que acabó con 29-27 para el Madrid y el WiZink Center disfrutando de un baloncesto de altura. 
A pesar de ir por debajo en el marcador, Estudiantes no volvió la cara al encuentro en ningún momento, por lo que al inicio del segundo cuarto, Pablo Laso se debió acordar del refranero y de aquello de que «cuando las barbas de tu vecino veas pelar, por las tuyas a mejorar», por lo que le acababa de ocurrir al Baskonia ante el Joventut. Así, el combinado merengue apretó los dientes en defensa y su adversario acusó el golpe. Baste decir que el parcial fue de 21-7, lo que dio a los blancos una ventaja en el marcador de 16 puntos antes de pasar por vestuarios.
El pívot hispano-mexicano Gustavo Ayón, que dominó los tableros en el primer acto, dejó en el segundo el protagonismo a Rudy Fernández, que mostró su versión de jugador total.
También se produjo la vuelta de Sergio Llull, otra buena noticia para los madridistas, aunque las dos ‘mandarinas’ que lanzó no alcanzaron su objetivo.
En el Estudiantes, el descaro de Darío Brizuela y la clase de Omar Cook brillaron en los primeros 10 minutos, pero cuando su oponente les ató más en corto se quedaron sin puntos. Dos anotó Alessandro Gentile, otros dos Goran Suton y un triple Nic Caner-Medley, fue su única producción ofensiva.
Con el duelo muy encarrilado, el Madrid regresó tras el descanso, con las mismas ganas, y con Ayón dominando, y Anthony Randolph y Gabriel Deck sumando puntos. El marcador se disparó hasta un 63-39 (m. 23,45) e, incluso, alcanzó los 27 puntos (68-41, m. 27,30). Al final del tercer cuarto se llegó con un 73-48, lo que anticipaba la victoria merengue.
Sin soluciones en la pista ni el banquillo, el ‘Estu’ se despidió pronto de su regreso a la Copa seis años después. Mientras, Pablo Laso pudo utilizar la ventaja de los suyos para dosificar a sus jugadores, a apenas 24 horas de disputar la semifinal ante un  ‘Penya’ que confía con un ‘hombre récord’ de la Historia de la Copa: Laprovittola y su 50 de valoración.