El Procurador reduce los plazos de los procedimientos

P.R.
-
El Procurador reduce los plazos de los procedimientos

Tomás Quintana realizó ayer su primera visita institucional a Ávila para mantener sendos encuentros con el alcalde de Ávila, el presidente de la Diputación y el delegado de la Junta

F.J.Rodríguez / Ávila
Tomás Quintana, el nuevo procurador del Común de Castilla y León, realizó durante la mañana de ayer su primera visita institucional a nuestra ciudad y se entrevistó con las primeras autoridades de la capital y de la provincia, el alcalde, José Luis Rivas, el presidente de la Diputación Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández Herrero
El alcalde de la ciudad, José Luis Rivas, se puso a disposición del nuevo procurador del Común y le «deseó lo mejor». Rivas le solicitó que  «haga muchas cosas», porque de sus resoluciones y peticiones a las administraciones pueden «aumentar la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla y León y en particular de los de Ávila con las actuaciones que pueda desempeñar desde su cargo, con su ayuda y colaboración del procurador del Común».
Tomás Quintana, que es catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de León, señaló que estas visitas forman parte de una ronda  que viene realizando por todas las capitales de provincia y grandes municipios de la Comunidad desde su toma de posesión el pasado 24 de octubre. Reconoció que estas visitas tienen como objeto abrir la institución tanto a las instituciones como a los ciudadanos.
El procurador del Común  puso de manifiesto algunas de las novedades que la institución del Procurador del Común ha venido poniendo en marcha en estos meses. Novedades como es la implantación de la sede electrónica, «que nos permite relacionarnos con las administraciones públicas de una forma virtual y con los ciudadanos». Añadió que también permanecen abiertos todos los canales que hasta ahora servían para relacionarse a la institución con las administraciones y con los ciudadanos: recepción de quejas un día al mes. En el caso de  Ávila es el primer jueves de cada mes.Pero las quejas también se pueden realizarse vía telefónica, a través de Internet mediante correo electrónico o por el tradicional fax.
Como novedad también figura agilizar los procedimientos a través de los que la institución tramita las quejas que reciben de los ciudadanos y emiten la resolución correspondiente de forma de recomendación o sugerencia dirigida a las administraciones públicas. «Hemos reducido la tramitación de los procedimientos con el objetivo de hacernos más ágiles. Tratamos de reducir los plazos para que podamos dar una solución en un tiempo más limitado. Para eso necesitamos la colaboración de las administraciones públicas, que nos emitan los correspondientes informes en un tiempo prudencial. Para que no se alarguen en el tiempo  porque todo va en perjuicio de la ciudadanía». Para ello van a apremiar a las administraciones públicas para reducir esos tiempos y «si no hay una colaboración por parte de las administraciones  y esa falta de colaboración puede llegar a ser un entorpecimiento de la actuación del trabajo del procurador, puede haber consecuencias, incluso penales, toda vez que el Código Penal tipifica como delito la falta de colaboración y cuando esa falta de colaboración se traduce en una actitud que provoca una merma en la capacidad de trabajo del propio procurador del Común. De modo que sus titulares tienen que ser conscientes de que no solo han de colaborar voluntariamente con el procurador del común, sino que están obligados a ello y la falta de colaboración puede tener consecuencias muy perjudiciales».  Es una opción que tiene en  tiene el procurador para obligar a contestar a las administraciones «es la última posibilidad, pero sin no tenemos más posibilidades, haremos uso de ella».
También indicó el procurador que tendrán una especial atención hacia aquellas quejas que llegan del mundo rural.
En cuanto a los datos de las quejas que llegaron a Ávila en el año 2018, el procurador indicó que fueron un total de 114 las presentadas, con lo que Ávila es la tercera provincia con menor número de quejas presentadas..