scorecardresearch

Las obras maestras del Prado se despiden de Ávila

D.C
-

La exposición que reproduce a tamaño real y con todo lujo de detalles medio centenar de pinturas de genios como Goya, Velázquez, Rubens, El Greco, El Bosco o Rafael puede visitarse en el Paseo del Rastro hasta el próximo lunes

Se despide de  Ávila el próximo lunes la exposición 'El Prado en las calles', muestra que desde mediados del pasado diciembre permite contemplar en el Paseo del Rastro la colección de cincuenta reproducciones a escala real de algunas de las pinturas más destacadas de entre las muchas que atesora la principal pinacoteca del mundo, con lo cual este fin de semana se ofrece como la última oportunidad de disfrutar de esta invitación a tener 'en casa' ese puñado de obras maestras de la pintura universal.

No existen datos oficiales ni oficiosos de cuál ha sido el número de visitantes que han pasado por esta muestra itinerante por Castilla y León –después de que lo fuera por otros lugares de España, y también por otros países del mundo tras iniciar el proyecto su andadura en 2015–, pero bien es cierto que se pueden contar por miles las personas que desde el pasado 17 de diciembre la han visitado, a todas las horas del día y también de la noche, puesto que no existía horario de cierre al tener a la propia calle como sala.

Durante este mes, que al regalo no poco importante de lo que la propia muestra significa ha tenido el obsequio añadido de que ha coincidido con las vacaciones de Navidad, abulenses –que han tenido así un motivo más para salir a la calle– y visitantes –que han encontrado en esta exposición un valor cultural más en su ciudad de destino turístico– han contemplado y también tocado piezas sobresalientes de la historia de la pintura que, no está de más repetirlo, aunque no eran en el soporte original que está cargado de fuerza y romanticismo tenían el valor nuevo de poder verlas a centímetros e incluso palparlas, pudiendo apreciar de esa manera detalles de colores, formas y texturas que es imposible apreciar en el Museo del Prado al deberse admirar a la prudencial distancia establecida.

Además, la exposición no se queda solamente en lucir la singular belleza y calidad de esas obras universales, sino que por su afán didáctico –cada pieza está acompañada por breves textos explicativos sobre la pintura y sobre su autor– permite también al visitante realizar un recorrido cronológico por las diferentes escuelas que componen el panorama artístico de la colección permanente del Museo del Prado –desde el siglo XII hasta los primeros años del XX– y conocer la historia de España, de Europa y del arte occidental en general de la mano de los grandes maestros de la pintura española, italiana, flamenca, francesa, alemana y holandesa.

Quienes ya la hayan visitado tienen este fin de semana la oportunidad de volver a hacerlo, y quienes no lo hayan hecho que sepan que les queda muy poco tiempo para disfrutar de esta exposición muy recomendable por sí misma, por su concepción teórico-práctica y porque, como se pretendía, ha conseguido formar parte durante los días que ha residido en Ávila del patrimonio cultural y urbano de la ciudad.