Confae negociará la productividad y vigilará el absentismo

L.C.S
-

La patronal abulense habla de un impacto escaso en Ávila por la subida del salario mínimo, salvo en autónomos

El presidente de la Confederación Abulense de Empresarios (Confae), Juan Saborido, anuncia que de cara a los convenios colectivos que la patronal tiene que negociar para este año con los sindicatos, desde el colectivo empresarial se pondrá especial énfasis en pedir «productividad» y vigilar «el absentismo laboral». Saborido considera que «si se sube el salario mínimo interprofesional (SMI), también hay que subir la competitividad, hay que trabajar todo el mundo más y hay que producir más porque al empresario no le viene el dinero del aire, sino de la productividad», y por eso adelantó que «voy avisando a los sindicatos para que vayan sabiendo que en la negociación de los convenios de este año haremos especial énfasis en la productividad y en el absentismo laboral, que nos preocupa muchísimo porque cada vez hay más y los empresarios tenemos que pagar los primeros 15 días. Eso hay que valorarlo».
Saborido habló que la subida del SMI «afecta sobre todo a nivel de autónomos y para los empresarios de servicios que han hecho contratos con las administraciones a un precio muy bajo y ahora se encuentran que tienen que subir esos salarios y no van a poder cumplir los contratos».
Desde Confae se asegura que «en los convenios que hemos negociado con los sindicatos, que son más de 14 en la provincia, Ávila ha tenido la subida salarial más alta de toda Castilla y León con un 2,4 de media en 2019» y se confirma también que «la mayoría de los convenios están por encima del salario mínimo y por eso la subida no tiene por qué afectar a muchos trabajadores».
Saborido se refirió también a la sentencia de la Audiencia Nacional que respalda la posibilidad de que las empresas puedan hacer fichar a sus trabajadores cuando realizan pausas para fumar, tomar café o desayunar, con el objetivo de descontar dicho tiempo de las horas efectivas de trabajo, Saborido comentó que «si se hace un control de los horarios y se tiene que fichar cuando entras y cuando sales, entendemos que también es justo que fiches cuando sales a la calle a tomar el fresco, a fumar, a por una café, a comprar la barra de pan o pasear por el Mercado Grande, porque no sabemos a qué va la gente cuando sale, que no todo el mundo sale a fumar y hay algunos que van a hacer la compra. Si hay que controlar, vamos a controlar todo. No solo lo estrecho para los empresarios. Si fichamos para entrar y salir, seamos serios y fichemos si nos ausentamos para alguna cosa que queramos hacer en horario de la empresa».