La bajada de sueldos propuesta por el PP no sale adelante

E.Carretero
-

El equipo de gobierno de Por Ávila y el portavoz de Cs votaron en contra de esta propuesta que consideran "populista" gracias al voto de calidad del alcalde en un Pleno en el que hubo muchos reproches entre los diferentes grupos

Y tú más. Con estas tres palabras se podría resumir el larguísimo Pleno, de más de cuatro horas, que este viernes se celebró en el Ayuntamiento de Ávila. Una sesión en la que los reproches fueron una constante y en la que a nadie se le olvidó que parte del equipo de gobierno de Por Ávila estuvo anteriormente en el PP, que la actual portavoz del grupo municipal popular ha formado parte de los dos anteriores equipos de gobierno populares , que el portavoz de Ciudadanos sostiene a Por Ávila como antes que él lo hicieron sus compañeros de partido con los populares y que Yolanda Vázquez, la portavoz socialista, ya atesora tres legislaturas en el Ayuntamiento. Unos argumentos que para esgrimirlos una vez valen pero que en vista de la sesión plenaria de este viernes parece ser serán armas habituales para los diferentes grupos políticos a la hora de debatir en el Salón de Plenos.
Entre constantes «y tú más» se desarrolló este Pleno en el que, es cierto, se habló de temas de calado como las infraestructuras, la unidad de radioterapia, la seguridad vial o  la antigua estación de autobuses que, pese a los reproches  entre portavoces, acabaron encontrando bastante consenso. De hecho, de las ocho mociones presentadas para la sesión plenaria del mes de septiembre, a razón de dos por grupo, finalmente se aprobaron seis, todas salvo las dos presentadas por el grupo municipal popular que no encontró respaldo en Por Ávila y el PSOE para su propuesta de exigir al Gobierno de España que haga efectivas las obligaciones económicas financieras que tiene contraídas legalmente con las entidades locales por entender estos dos grupos que se trataba de una moción con «aroma electoralista» y reprochar a los populares que no fueran tan beligerantes con la Junta de Castilla y León en lo que respecta a financiación local.
Pero sin duda la parte más bronca del debate, y en la que más se tiró de recriminaciones, llegó con la segunda moción del PP, en la que se reclamaba al equipo de gobierno una bajada del 30 por ciento de los sueldos de los concejales liberados, los asesores de grupos y también en las retribuciones por asistencias a comisiones y plenos.
La bajada de sueldos propuesta por el PP no sale adelanteLa bajada de sueldos propuesta por el PP no sale adelanteUna moción, argumentó Sonsoles Sánchez-Reyes, la portavoz popular, con la que se  podría evitar aplicar la subida del IBI del 20 por ciento que plantea el equipo de gobierno. «Tenemos que buscar otras fórmulas antes de esta medida que lastraría el futuro de la ciudad», defendió la popular antes de reprochar al equipo de gobierno el haber creado «un estado de alarma» acerca de la deuda municipal-que Por Ávila estima en 38 millones de euros-«que dista mucho de ser real».
«Esta moción es el mayor ejemplo de populismo que se ha visto en mucho tiempo en este salón de plenos», aseguró por su parte Carlos López, el portavoz de Ciudadanos, antes de reprochar a la popular que la situación actual de la ciudad es responsabilidad del PP y recordarle que el presidente de la Diputación y también de los populares abulenses se ha subido el sueldo un 11 por ciento. Ese mismo argumento empleó José Ramón Budiño, el portavoz del equipo de gobierno. «Su descalabro electoral les ha hecho perder la noción», dijo el de Por Ávila a los concejales populares.
También los socialistas criticaron el «desembarco de liberados» del equipo de gobierno, incluida la liberación al portavoz de Ciudadanos al que Yolanda Vázquez recordó que la formación naranja fue la que «sostuvo» al gobierno popular durante la pasada legislatura, «con lo que algo tendrá que ver en la situación de las cuentas municipales», apuntó.  
La moción fue rechazada gracias al voto de calidad del alcalde que hubo que emplear por contar la misma  con 12 votos a favor, los de los ediles de PP y PSOE, y 12 en contra, los de los once concejales de Por Ávila y el del portavoz de Ciudadanos ya que su compañero Alberto Burgos no pudo asistir por estar hospitalizado.