Carcajadas sociales

M. Lumbreras
-

Comienza la VII edición del Festival Internacional de Circo de Castilla y León con 'Cir&Co'Social, que lleva las artes circenses a las residencias de la tercera edad de la capital abulense

Carcajadas sociales - Foto: Ana I. Ramirez

Una de las características más admirables en un payaso es el carisma. Hay que tener mucho para subirse solo a un escenario y ponerse a hablar con una agrupación de desconocidos, hacerles reír con payasadas –por supuesto, en el buen sentido de la palabra– malabarismos y demás trucos de la profesión.
El carisma les sobraba a Arturello di Pópolo y a Koko el payaso, los dos clowns que inauguraron el miércoles los espectáculos de la VII edición del Festival Internacional de Circo de Castilla y León. Ambas actuaciones se enmarcaban dentro del programa Cir&Co Social, que pretende llevar el humor y el espectáculo circense a los más mayores de la ciudad. Por ello, estas dos actuaciones han tenido lugar en residencias de la tercera edad: di Pópolo en la de Santa Teresa Jornet (y después en la de María de la Paz) y Koko en la de la Junta de Castilla y león (y antes en la de Vistasol).
Arturello di Pópolo, payaso argentino, presentaba su espectáculo  ‘Reprisses’. Un repris es una pequeña actuación que llevaban a cabo los payasos entre función y función mientras los trabajadores cambiaban el decorado. Pues bien, la actuación de di Pópolo se trataba de eso, de pequeños gags mudos que combinaban la magia, los malabarismos, la música y, por supuesto, el humor –«Mi padre era artista. Mi abuelo era artista y yo... Yo tampoco trabajo», expicó el payaso en el único momento que cogió el micrófono–. Las risas sonaban atronadoras ya desde las escaleras de la residencia Santa Teresa de Jornet y, una vez se entraba en el salón de actos, la visión de niños y ancianos riéndose ante las gesticulaciones de di Pópolo era una imagen a valorar.
Por su parte, Koko, de la compañía Dekolores, se encargaba de llevar el circo a la Residencia de la Junta de Castilla y León con su obra ‘¡No sabéis lo que es esto!’. Espectáculo de malabares muy interactivo, Koko ha sacado al escenario en todo momento a niños y ancianos para que le ayudaran con sus acrobacias. Tras hacer diversos malabarismos con mazas y sombreros, Koko ha reservado el final de la actuación para reivindicar el verdadero significado de la palabra payaso, que no es ningún insulto, sino un sinónimo de humor. Así sea durante toda esta semana y más.


Las más vistas