Ávila demuestra su gran afecto a la Guardia Civil

I.Camarero Jiménez
-

La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, y el teniente coronel, Miguel Ángel Balbás destacan los buenos datos de una «provincia segura», aunque la primera mostró su preocupación por la violencia de género que puede llegar a 400 casos este año

Ávila demuestra su gran afecto a la Guardia Civil

El Día de la Guardia Civil en Castilla y León tuvo este 12 de octubre a Ávila como epicentro y a sus vecinos, como abrigo. El martes en la presentación de este destacado acontecimiento se pidió a los abulenses que se echaran a la calle y se concentraran en la plaza de Santa Teresa para demostrar su afecto por el Instituto Armado y lo cierto es que acudieron en masa para ser testigos del día de la patrona de este cuerpo de seguridad del Estado y en un año además en el que se celebra el 175 aniversario de su creación.
Presidido por el teniente coronel, Miguel Ángel Balbás y en presencia de la delegada del Gobierno, Mercedes Martín, el acto sirvió lo primero para reflejar el enorme aprecio hacia aquellos que componen el cuerpo, pero también a los que estuvieron en él, a los que están en las reserva y a los caídos.
Además fue el momento de recordar que los datos demuestran que estamos en una provincia segura, pero también en una Comunidad Autónoma que lo es e incluso en un país. La delegada se refirió a Ávila, como una de las provincias con la tasa de delitos, de infracciones más bajas del país, con 30 delitos por cada mil habitantes. Si bien dejó un apunte preocupante al final de su intervención al decir que en los primeros compases de 2019 ya se percibe un incremento de los delitos contra la libertad sexual y como estos y si los números siguen creciendo de la misma manera, habrá cuando finalice el año  400 casos de violencia de género ‘abulenses’. Mostró su especial preocupación por ello, pero también alabó el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional. Ahondó en esa vocación que caracteriza a los miembros del Instituto Armado y no quiso olvidarse, como tampoco lo hizo Balbás de las familias de estos funcionarios públicos pues al fin y al cabo son ellos los que sufren en mayor manera los desvelos y sobresaltos propios de una profesión a la que se entregan en cuerpo y alma, incluso dando sus vidas por ello.
Ávila demuestra su gran afecto a la Guardia CivilÁvila demuestra su gran afecto a la Guardia CivilCon esa dedicación, ahondaba la delegada del Gobierno en la seguridad que se ha logrado en tierras abulenses y eso a pesar de la despoblación. Un tema, ese reto demográfico que tan de moda está en estos tiempos tristemente y que se apropió de los discursos en este día de Fiesta Nacional. Y es que a pesar de la escasa población en el medio rural, que aún así supone las dos terceras partes del total de abulenses, la Guardia Civil pone todo su empeño para poder tener presencia en esos 248 municipios y nada menos que 8.000 kilómetros cuadrados con los que cuenta la provincia de Ávila.
El teniente coronel recordaba para los presentes los 48 rescates efectuados en montaña este año, o los 1.086 servicios humanitarios y los innumerables demantelamientos de plantaciones de cannabis, por ejemplo. Lo hacía cuando su discurso llegaba a su fin y que cerró definiendo al cuerpo al que ha dedicado su vida como «uno de los pilares sobre los que descansa nuestra nación».
No obvió tampoco  las palabras pronunciadas por su director general tres días atrás en la comandancia de Barcelona en la que agradeció la labor callada de los profesionales y la operación realizada contra los miembros detenidos de los CDR «bajo la tutela de la Audiencia Nacional».Antes de llegar a ese punto aseguró que la labor de la Guardia Civil es la de defender a todos y también los derechos de igualdad, libertad y justicia.
En una amplia intervención de más de 10 minutos por parte de la delegada y que culminó como es lógico con vivas a España, el Rey y la Guardia Civil, Martín quiso manifestar su «reconocimiento a la profesionalidad y el grado de competencia» de estos profesionales que atesoran dijo «los mejores rasgos de un servidor público» (también los policías).
Orgullosa del cuerpo, mostró el mismo orgullo por España «un gran país, todos lo sabemos -decía- pero es éste un buen momento para recordarlo» y llamó «a la unión y por un futuro común».
Por último y dirigiéndose a los presentes aseguró que la seguridad «es subjetiva» y la ausencia de delitos «una utopía», pero animó a los ciudadanos presentes a colaborar con la Guardia Civil, a que exista entre todos una «comunicación fluída» porque «no se puede estar a todas horas en cada rincón de la provincia».
Antes de que llegaran los discursos, una misa precedió en la imponente iglesia románica de San Pedro, al acto castrense y a la que acudieron numerosas autoridades locales, provinciales, regionales y nacionales así como del mundo académico y religioso.Tras ello la comitiva salió del templo y con el respaldo de centenares de abulenses y una representación de 70 miembros de la Comandancia de Ávila a la plaza de Santa Teresa a celebrar el gran día.
Comenzó con el izado de la bandera sobre los acordes del himno nacional, la revista de la fuerza que rinde honores y la prolongada imposición de condecoraciones a los más destacados del Cuerpo y también a personal ajeno. Después los citados discursos, el hoenaje a los caídos, disparo de salva de fusilería a cargo de la escuadra de Gastadores, entonación del Himno de la Guardia Civil y para culminar, un desfile de la fuerza de la Unidad de Honores, en vehículos y a pie. 



Las más vistas