Aprobada la rehabilitación del Monasterio de San Jerónimo

Marta Martín
-

Las obras, que buscan mantener el «espíritu de ruina romántica» en el entorno de los Toros de Guisando, empezarán en abril

Aprobada la rehabilitación del Monasterio de San Jerónimo

Nuestra conversación con Julián Yuste nos sirve también para conocer que precisamente esta semana se han aprobado las obras de consolidación y rehabilitación del  Monasterio de San Jerónimo de Guisando, el monumento directamente vinculado con los toros y cuya gestión también corre de su cuenta.
La idea es poder comenzar los trabajos entre abril y mayo. «De lo que se trata es de consolidar las vigas que ya están para que no vaya a más el deterioro», empieza a explicar el objetivo de unas obras que, ante todo, respetarán el «aspecto de ruina romántica» y enclavada en plena naturaleza de la que puede presumir este rincón de la provincia de Ávila.
«Queremos mantener el núcleo del edificio», recalca Julián, que adelanta también que asimismo se actuará en el claustro de los novicios, consolidando la fachada y tranado el interior, para dejar a la vista la zona de las columnas.
Se trata de unas obras con un «alcance modesto», reconoce el principal responsable del monumento. Pero no se preocupa por ello.Tiene claro que estos trabajos deben «hacerse a golpes» y, ante todo, «revirtiendo la deriva de ruina y consolidando, pero siempre manteniendo el espíritu de ruina romántica» que ya tiene. Para él, lo más interesante es «la relación que se establece entre la naturaleza y el propio monumento». Por eso, sabe que resulta fundamental que «no llegue a alterarse la simbiosis con la naturaleza» porque es lo que hace «único» a este monasterio.«Es un plus que queremos mantener, no se trata de tener ahora un monasterio súper restaurado», abunda en su teoría Julián, que nos habla también de cómo puede visitarse este espacio.
Existen tres tipos de visita y dos de ellas deben reservarse a través de la web del monumento (www.monasteriodeguisando.es).En una de ellas, el visitante es trasladado en ‘lanzadera’ desde los Toros de Guisando, por un precio de 12,50 euros. Y en la segunda, el acceso al monasterio se hace a pie, con un precio de 8,50 euros por persona. Pero, además, puede visitarse el monumento los miércoles, previa petición de cita, de manera gratuita.
En 2019 fueron 234 las personas que accedieron al monumento.