"Queremos demostrar que hay otra manera de gobernar"

E.Carretero
-

Activista social desde muy joven, la candidata al Congreso de Unidas Podemos es trabajadora social y fue responsable de los programas de Infancia en el Ayuntamiento de Madrid, donde también fue concejala por IU durante dos legislaturas

"Queremos demostrar que hay otra manera de gobernar" - Foto: David Castro

Trabajadora social, viuda y madre de una hija, la candidata al Congreso de Unidas Podemos reside desde que se jubiló en Burgohondo, la localidad de la que eran originarios sus padres. Militante de Izquierda Unida desde su fundación, esta mujer de 68 años que vivió la Transición «en primera línea» se ha implicado a lo largo de su vida en varios movimientos sociales, siendo incluso la fundadora del Foro Social de Madrid que luchó contra la Guerra de Irak. Tras su paso por el Ayuntamiento de Madrid, donde fue concejala de IU durante dos legislaturas ahora, y tras cuatro años como edil de la localidad abulense en la que hoy en día reside, da el salto a la política nacional, liderando la candidatura de Unidas Podemos en esta provincia.
¿Cómo asume este nuevo reto en su trayectoria política y de activismo social?
Para mí es una proyección continua. Venir a Ávila y no implicarme en política era imposible porque mi vida ha sido esa siempre. En Ávila me he encontrado con excelentes compañeros y me he metido muy a fondo en el mundo rural para aprender mucho de mis compañeros y de los trabajadores y campesinos de mi pueblo para, a partir de ahí hacer, análisis de la realidad y proyectos que tengan que ver con transformar esta realidad.
Mientras que el resto de formaciones mantienen a sus candidatos al Congreso respecto a la cita del 28 de abril, Unidas Podemos cambia, sustituyendo a Carlos Martín por usted. ¿Considera que eso puede ir en su contra, principalmente porque es la menos conocida?
Al revés. Pienso que soy muy buena candidata y que eso es una fortaleza para Izquierda Unida y para Unidas Podemos en este caso.  
¿Qué sensaciones está percibiendo durante esta campaña que, además, tiene la peculiaridad de ser más corta de lo habitual ya que dura solo una semana?
Me encuentro con muchísima seguridad porque estoy trabajando permanentemente. La sensación es que en esta ciudad y en esta provincia no se ha hecho la transición y como no se ha hecho los abulenses seguimos todavía considerados como vasallos más que como ciudadanos y asumimos una gran esclavitud. Nos falta mucha capacidad reivindicativa y ahí es donde nosotros podemos aportar el cambio necesario para que esa transición social, política o ecológica sea posible. Subamos en votos o no vamos a seguir con esa pelea de mejorar para que Ávila avance, porque estamos bastante atrasados en todos los aspectos y los ciudadanos de Ávila no lo merecen.
¿Qué podría aportar un Gobierno en el que estuviese Unidas Podemos a esta provincia o incluso el hecho de que la formación contará con un diputado de esta provincia?
Yo me he presentado fundamentalmente para defender esta provincia que no ha sido defendida nunca por los representantes que se han presentado a las elecciones, que han ido a situarse en su partido y a situarse en el Congreso pero no ha defender la provincia de Ávila. La política general se los ha comido frente a la defensa de la propia provincia.
Si consigo ser diputada lo que voy a hacer es defender la provincia porque es necesario un cambio que saque a Ávila de esta pobreza.
De obtener escaño, ¿cuáles serían sus primeras reivindicaciones? ¿En qué considera que habría que actuar de forma inmediata?
Una ley de transición ecológica, modificar la ley de minas, que nos está condicionando con proyectos que pretenden invadir nuestra sierra, de tal forma que incluyera custodias de territorio que rehabilite toda esa zona con espacios útiles para otras cosas. Es fundamental también poner en marcha planes para la juventud, tanto para el acceso a la vivienda como a los créditos ICO, que posibiliten que los jóvenes se queden en esta provincia. También se necesitan planes industriales que posibiliten que los polígonos industriales de los pueblos estén en manos de cooperativas y de los autónomos e industriales de los pueblos.
Resumiendo, lo que hace falta es revitalizar la provincia y el medio rural con un nuevo turismo que tenga que ver más con la cultura que con el ocio simplemente y que tenga que ver con el patrimonio y con el valor de nuestros espacios naturales. Es fundamental también el tema del agua; hay que abordar el cambio climático en nuestra provincia porque ya es un problema grave. Hay que abordar también el tema de las depuradoras y del buen uso del agua y de los regadíos.

¿Esperan superar los 7.609 votos del 28 de abril?
Para nosotros las elecciones no son un partido de fútbol y ver quien gana y quien pierde sino que son una oportunidad para demostrar a los ciudadanos que hay otra manera de gobernar y, en definitiva, otra manera de vivir donde las personas sean el centro y no los bancos.