La televisión cambia de banda

SPC
-

La adaptación a los cambios de frecuencia de la TDT afectarán a 1.625 municipios y más de 57.000 edificios de Castilla y Léon, que incluyen una población cercana a los 1,3 millones de personas

Varias antenas de televisión en un edificio de la capital abulense. - Foto: Isabel García

Un total de 1.625 municipios de Casitlla y Léon se verán afectados por el denominado Segundo Dividendo Digital, es decir, el proceso de adaptación de las antenas colectivas al cambio de frecuencias que se produce por el mandato europeo para el despliegue de redes 5G en la banda de 700 megaherzios, actualmente ocupada por canales de TDT. Esto requerira la adaptación de las antenas comunitarias en más de 57.000 edificios de la comunidad en dos fases: una de ellas dio comienzo el pasado mes de septiembre y otra arranca ahora y se prolongará hasta junio.
El subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Antonio Fernández-Paniagua, explicó ayer en Valladolid que algunos municipios ya iniciaron en septiembre un proceso de emisiones simultáneas que finalizará el próximo 11 de febrero, fecha en la que tendrán que haber adaptado sus antenas y, una vez hecho este proceso, resintonizar sus televisores para continuar viendo los mismos canales de TDT. Los edificios que no hayan hecho la adaptación, que son «el menor número posible» tendrán que reclamar servicio técnico para proceder al cambio de tecnología.
Por su parte, los municipios de las zonas de Vizcaya, León oeste, Segovia, Soria y Valladolid inician el 17 de febrero las emisiones simultáneas (a través de las frecuencias antiguas y las nuevas), de manera que en junio las comunidades de vecinos que así lo necesiten, tendrán que haber adaptado su antena para visualizar los mismos canales que hasta ahora pero por una única y nueva frecuencia.
La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, recordó que en 2015 ya se produjo un cambio de frecuencias ante la necesidad de liberar la banda de los 800 megaherzios de cara a la llegada del 4G, algo que ahora requiere de la liberalización de la banda de los 700 megaherzios ante la llegada del 5G, lo que obliga a la resintonización de los canales que hasta ahora ocupaba la TDT.
«Este proceso no implica ni aparición ni desaparición de canales», sino que solo se trasladan las frecuencias, aclaró Martín.
Estos nuevos encendidos de frecuencia, que comienzan a mediados de mes, dan continuidad a los que ya se iniciaron en septiembre en 605 municipios y en los que el cese de emisiones en las antiguas frecuencias finaliza el 11 de febrero. En total, con ambos procesos son 57.000 los edificios comunitarios de tamaño mediano y grande, en los que residen 1,3 millones de personas, los que tendrán que adaptar su instalación de antena colectiva de televisión para poder seguir viendo los canales de TDT.
Por provincias, el mayor número de municipios con cambios en esta nueva fase serán Palencia (100 por ciento), Zamora (98%), Burgos y Salamanca (96 por ciento).
El número de edificios afectados será de 12.634 en la provincia de León; 9.374 en Valladolid; 8.393 en Burgos; 7.953 en Salamanca; 4.944 en Ávila; 3.974 en Segovia; 3.815 en Palencia; 3.227 en Zamora y 2.737 en Soria, según informa Ical.
Para minimizar el impacto de este proceso sobre la ciudadanía, el Consejo de Ministros aprobó el pasado junio la concesión directa de subvenciones a las comunidades de propietarios afectadas, por un valor de 145 millones, gestionadas por la empresa pública Red.es.