Había piernas, pero 'no' cabeza

A.S.G.
-

La falta de mentalidad lastra a un Real Ávila capaz de ganar a los de arriba y perder con los de abajo. Allí donde los encarnados sumaron 13 puntos la Segoviana, segunda, sumó 12 y el Numancia B, cuarto, 10

Había piernas, pero 'no' cabeza - Foto: Isabel García

Es «la mentalidad lo que nos ha penalizado». No busquen muchas más explicaciones, no bajen al detalle, aunque puedan hacerlo, porque la realidad del Real Ávila este curso se resume en una frase con la que JonathanPrado analizaba los vaivenes de su equipo. El mismo que llegaba tras dos dolorosas e inexplicables derrotas ante el Júpiter Leonesa B y el Becerril tumbaba en el Adolfo Suárez, sin aspavientos pero también sin fisuras, a un AtléticoAstorga al que minimizó más allá del estado de un césped sobre el que cargó las tintas Miguel ÁngelMiñambres. «He visto sembrados de vacas mejor que el césped del Adolfo Suárez», dijo. Una verdad salomónica desde hace muchos años, aunque como salida de emergencia a su tropiezo no tuvo éxito.
El Real Ávila volvió a enchufarse ante un grande. Y eso esta temporada no es una novedad, como tampoco lo es que se desenchufa con los pequeños. El duelo ante el Atlético Astorga volvió a poner en evidencia que plantilla para pelear con los de arriba había. Quizás faltaban goles, pero no peloteros en una plantilla capaz de motivarse en los grande momentos pero cuya cabeza se desconectaba en las tardes más desapacibles. Se perdió con elZamora, como les ha pasado a tantos otros equipos, se patinó ante el Salamanca B, se cayó en La Eragudina ante el Astorga (4-2) y en Castañares ante el Burgos Promesas 2000, pero se ganó al Numancia B, Segoviana,Cristo Atlético, Astorga –segunda vuelta– y se empató con la Arandina. De 27 puntos que han disputado con los ocho ‘grandes’ han sumado 13 puntos. Y no es mala cifra si los comparamos con quienes ocupan puestos de ascenso. Porque allí donde los encarnados han sumado 13 puntos, la Gimnástica Segoviana, segunda, ha sumado 12, y el Numancia B, cuarto, apenas 10.
El Real Ávila tenía y tiene piernas y fútbol, pero le ha faltado el ‘gen’ competitivo para plantarse ante aquellos rivales en los que importa menos el fútbol y más el oficio. Los partidos de brega, de segundas jugadas, de carácter, cabeza fría y corazón caliente. Los duelos donde la Segoviana, segunda, no falla y el Real Ávila, séptima a 10 puntos del playoff, sí.
«La cabeza es clave.Lo hemos hablado, lo hemos comentado mucho, tanto en grupo como en charlas individuales, pero la realidad ahí está... Es la mentalidad la que nos ha penalizado»señalaba Prado ante la evidencia de un equipo que este año ha sido capaz de ganar a los de arriba y perder con los de abajo. Había plantilla, había piernas, pero ha fallado el oficio, la mentalidad y el carácter, tan importantes en el grupo VIII.