"Aquí hay titulaciones que garantizan un puesto de trabajo"

Beatriz Mas / Roberto Ponce
-

ENTREVISTA Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca

"Aquí hay titulaciones que garantizan un puesto de trabajo" - Foto: David Castro

Refuerzo de las titulaciones, internacionalización y dejar clara la alta empleabilidad de la oferta académica de la USAL en Ávila son los tres pilares sobre los que Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca, apoya el futuro del campus abulense de esta universidad. Un futuro marcado por la llegada de más alumnos pero también por la apuesta por la investigación y sobre todo, por un mensaje: en Ávila «hay titulaciones que garantizan un puesto de trabajo bien retribuido inmediatamente y esto lo tienen que saber las familias».
Después de más de dos años como rector de la Universidad de Salamanca ¿qué sensación tiene del trabajo que se hace en el campus de Ávila?
Un agradecimiento en primer lugar a todas las personas que trabajan en la universidad y en el campus de Ávila por lograr que la oferta académica y la actividad investigadora universitaria siga adelante. Y también un sentimiento de que es necesario mucho más esfuerzo para lograr los objetivos que nos hemos marcado aquí.
Cuando estaba en campaña para ser rector presentó doce propuestas concretas para el campus de Ávila ¿Cuáles se han podido cumplir?
Por el momento estamos impulsando las titulaciones, hemos amortiguado e invertido la tendencia que se había planteado los años anteriores de reducción del número de estudiantes y ahora están empezando a crecer las titulaciones, hemos apoyado los centros en la propuesta de nuevas ofertas de nuevo máster universitario oficial y también en sus modificaciones de las memorias, hemos incrementado la financiación dentro de las inversiones para el campus de Ávila, estamos también colaborando con distintos responsables en la mejora de las infraestructuras que necesitaba el campus con la oficina técnica de la universidad y prestando mucha más atención al campus de Ávila que era nuestro compromiso principal.
La Universidad de Salamanca en el ámbito de la educación está en constante evolución, ¿Qué retos hay en el presente y en el futuro más inmediato?
Precisamente se presentó en Madrid, en la Fundación Ramón Areces y Fundación CYD, el informe de ‘La universidad española en cifras’ que es un balance de la situación del sistema universitario español y dos de los retos fundamentales que se subrayan en ese informe tienen una proyección concreta sobre el campus de Ávila. El primero es la empleabilidad de los estudiantes universitarios y el segundo la necesidad de muchas más personas, mujeres y hombres jóvenes, que se decidan a cursar carreras STEM, titulaciones técnicas e ingenierías, y creo que el campus de Ávila está en las mejores condiciones para afrontar esos dos desafíos. En primer lugar porque la empleabilidad de los titulados en algunas de las ofertas académicas de este campus, turismo o las ingenierías, es altísima, casi el 100% de los titulados en Turismo encuentra inmediatamente trabajo y lo mismo ocurre con los graduados en las distintas ingenierías de la Politécnica.
Esto demuestra que la sociedad española, pero también la europea, necesitan profesionales justo en esas áreas. Me refiero a turismo y las ingenierías. Algunos de los retos principales de la universidad se realizan con las ofertas académicas del campus de Ávila y necesitamos que la sociedad sea muy consciente, que sobre todo los padres y las madres de los jóvenes que van a realizar estudios universitarios pronto sepan que elegir bien la carrera de sus hijos va a marcar su futuro profesional, sus niveles de ingresos, su posición, las oportunidades y que algunas de las titulaciones que abren más puertas en este momento se plantean justo aquí en Ávila.  
Uno de los temas que suele abordar es la necesaria ampliación de titulaciones en cuyo mapa se está trabajando ¿Hacia dónde nos dirigimos?
En el ámbito de las ingenierías estamos trabajando en un formato que se llama grados abiertos, que permite una versatilidad de los titulados entre distintas propuestas de grados de ingeniería. Algunos de los grados que se imparten en la Escuela Politécnica Superior son grados habilitantes, que permiten el ejercicio de competencias profesionales reservadas a esos titulados. Un estudiante que pudiera obtener con algo más de esfuerzo dos titulaciones de ingeniería estaría en condiciones de ejercer muchas más competencias.
También hemos apoyado, y esa es la línea que estamos impulsando en concreto en el campus de Ávila, nuevas ofertas de máster universitario oficial. En el ámbito de las ingenierías el formato es a distancia para captar estudiantes internacionales, que también están viniendo a otras titulaciones y también en el ámbito del turismo. Hemos de adaptar nuestra oferta de titulaciones a lo que la sociedad requiere porque el informe presentado también dice que el sistema universitario español ofrece algunos títulos que no producen empleabilidad y, sin embargo, hay padres y madres que permiten que sus hijos elijan opciones académicas de baja empleabilidad. La universidad va a potenciar las titulaciones de alta empleabilidad, turismo e ingenierías. 
En este centro (por la Escuela de Educación y Turismo) ya se está trabajando en una propuesta de nuevo máster universitario oficial de turismo y eventos culturales, que creo que es una materia en la que Ávila tiene una posición de ventaja por la experiencia, por la ubicación geográfica de la ciudad, porque es una ciudad de patrimonio histórico. Ya se está elaborando la memoria.  
Donde queda mucho trabajo por hacer es en lograr aumentar el número de alumnos en la Escuela Politécnica ¿Qué se puede hacer que no se haya hecho hasta ahora para lograrlo?
Primero, perseverar. Estamos manteniendo toda la inversión en promoción del año pasado y hacer muy visibles los títulos del campus de Ávila que son prioritarios en toda nuestra estrategia de promoción. Hemos alcanzando en la difusión de los vídeos promocionales un número de interesados y una atención extraordinaria este curso. Y realizar campañas en lugares donde detectamos que existe una demanda más fuerte por las carreras de ingeniería. En concreto una novedad respecto a cursos anteriores está en la promoción en Marruecos porque allí hay una población universitaria joven muy numerosa que no encuentra oferta suficiente de titulaciones de ingeniería en su sistema universitario y entonces está mirando hacia el sistema español y ya hay algún estudiante marroquí aquí en la Politécnica que nos está ayudando en esa labor de promoción y debemos aprovechar esta oportunidad. 
Vamos a crear conciencia de que en los próximos años en Europa y en España se va a producir un déficit muy importante de ingenieros e ingenieras y los chicos que decidan cursar carreras de ingeniería van a tener un brillante futuro profesional, van a ser muy bien retribuidos porque va a haber muy pocos y como las competencias habilitantes son exclusivas van a tener un gran mercado profesional, mientras que aquellos que prefieran cursar titulaciones en otros lugares que no tengan esas oportunidades de empleabilidad no tendrán las mismas expectativas. Este es un mensaje muy importante para los futuros estudiantes universitarios pero también para los padres y las madres.
A la presencia de estudiantes asiáticos en el campus de Ávila queremos añadir más estudiantes marroquíes y también hemos lanzado el mensaje de la potencia de la titulación de ingeniería de energía y minas en Perú porque es otro país donde hay más demanda que oferta en esa titulación. Queremos trasladarles la oferta de una gran calidad en el campus de Ávila. La diversificación de nuestra estrategia internacional está en marcha.
Pero no sería el mejor escenario llenar el campus solo de estudiantes extranjeros porque en realidad estos estudiantes en su mayor parte van a regresar a sus países y trabajar allí y España necesita muchos profesionales de estos perfiles.
Se habla mucho del número de alumnos pero la universidad es mucho más y hay otros caminos como la investigación...
La investigación en el campus de Ávila es de alta calidad y hay profesores en el grado en Turismo que están participando en proyectos europeos y es bien sabido que en la Escuela Politécnica Superior hay grupos muy competitivos que desarrollan proyectos en el área de la eficiencia energética, de las energías renovables, con resultados extraordinarios. También en la hidrología.
El desafío de la sostenibilidad, que es uno de los grandes temas de nuestro tiempo, encuentra en el campus de Ávila investigadores que están aportando tanto en la gestión de los recursos hídricos como en la energía solar soluciones de transferencia y resultados investigadores de primer nivel. Aquí está la investigadora distinguida de la Cátedra Iberdrola del VIIICentenario y sus resultados son buenos. El campus de Ávila también ofrece investigación, de hecho los responsables de los centros se han comprometido a incrementar el valor de la oferta académica sumando a los estudiantes que se matriculen en las titulaciones a esos proyectos de investigación. Y esta sería una de las señas de identidad del campus de Ávila a partir del próximo curso. Es una acción novedosa, que cada estudiante que se matricule en los grados de la Escuela Politécnica Superior y en Educación y Turismo tenga la oportunidad de colaborar o participar en las líneas de investigación que aquí se desarrollan y esto es algo que solo puede ofrecer la universidad pública porque es donde se investiga. 
En Ávila es importante la Universidad de Salamanca pero también la Escuela de Policía ¿dónde está el punto de relaciones?
En este momento las relaciones son excelentes. Yo he venido trabajando con los responsables de la Dirección General de la Policía, antes y después de la constitución del actual gobierno de España, y creo que el futuro de colaboración entre la Policía Nacional y la Universidad de Salamanca es, como ha sido en los últimos 30 años, óptimo. Nuestros profesores están participando en las acciones formativas no solo en el centro de Ávila sino en otros centros de formación de la Policía Nacional y vamos a trabajar codo con codo con los responsables del Ministerio del Interior para que la formación de la Policía Nacional, que es uno de los temas fundamentales en una democracia, sea de la mayor calidad universitaria
¿En este momento se sigue en el proceso de licitaciones o se está trabajando en la adscripción?
Las reuniones que hemos mantenido en los últimos tiempos van en la línea de la adscripción, no de la licitación que se ha mantenido en años anteriores, pero esto está en proceso. 
¿En qué punto se encuentra el traslado de la Escuela de Enfermería a la Politécnica?
Se han detectado las necesidades que el centro adscrito (se refiere a Enfermería) requeriría. El informe fue evaluado por el director de la Politécnica porque es el lugar donde físicamente se ubicaría por la disponibilidad de espacios de la Politécnica Superior. Entiendo que nuestra unidad técnica y nuestro Vicerrectorado de Economía tiene los datos de las modificaciones y obras menores que habría que realizar, las adaptaciones de algún aula, y en principio seguimos en el objetivo de que quienes estudien enfermería en Ávila, que también es una titulación muy valiosa, se encuentren integrados en el campus porque esa masa crítica de estudiantes, con un mayor número de personas, nos permitiría otras inversiones y apuestas que con un número más reducido de estudiantes es más difícil llevar a cabo.
¿La intención es que el traslado se produzca para el año que viene?
Sí, estamos en ese propósito.
¿Cómo están siendo las relaciones con las instituciones de Ávila?
Tengo que decir que la universidad siempre agradece que las instituciones locales se comprometan con la oportunidad que representa el despliegue de la oferta universitaria en su entorno. En todos los campus estamos trabajando junto a las instituciones locales y lo que queremos es que respalden la promoción de los títulos porque Ávila tiene algunas ventajas y podría aprovechar su situación como ciudad universitaria por la proximidad a Madrid, porque es un entorno que presenta unos costes para las familias y los estudiantes internacionales que en comparación con otros lugares es muy positivo y lo que le falta es la visibilización. Entonces, si en las campañas de promoción de las instituciones locales se enfatizara también la oferta académica podría contribuir a incrementar el número de estudiantes que eligieran Ávila. Cada estudiante universitario adicional representa unos desembolsos económicos dentro de la ciudad que no son desdeñables. Tenemos objetivos comunes y siempre he manifestado mi interés de colaborar directamente con todas las instituciones para lograrlos.
Ante el nuevo Ministerio de Universidades ¿Han tenido la oportunidad de tener algún contando o un calendario de reuniones y qué peticiones le harían llegar?
He tenido ocasión de saludar al secretario general de Universidades. He participado en la reunión de CRUE y yo creo que todos los rectores y rectoras del sistema universitario queremos que haya una clarificación de algunas cuestiones básicas como la financiación, reformas normativas que son necesarias para apoyar a las plantillas y también que se tomen medidas para favorecer esas titulaciones que son más necesarias para la sociedad española, por ejemplo las carreras STEM. El informe ‘La universidad española en cifras’ es también una llamada de atención a los responsables del Ministerio de Universidades, que antes de la constitución del actual Gobierno ya se habían pronunciado en algún sentido sobre este tema, para que se incentive cursar las carreras STEM, me refiero a las ingenierías, a las titulaciones técnicas. Hay una situación en la que el mercado laboral demanda y va a demandar cada vez más en el futuro esos profesionales y, sin embargo, los jóvenes no cursan esas carreras. Habrá que tomar medidas que pasan desde los precios públicos, las becas, las campañas de promoción y aquí el Ministerio de Universidades también tiene algo que decir. Se trata de todas aquellas titulaciones, y en Ávila hay varias, que garantizan que los chicos que terminan sus estudios universitarios tengan un buen trabajo inmediatamente, esto pasa con turismo y las ingenierías y, por supuesto las titulaciones de Educación del campus de Ávila, que también son excelentes aunque muchas veces la inserción depende de las convocatoria de empleo público, aunque hay que decir que en España se van a jubilar millones de funcionarios, también en el ámbito de la educación.
Pero donde hay una demanda más potente en el mercado que no resulta satisfecha con el número de titulados que egresamos cada año es en ingenierías. 
¿Le preocupa la separación de los ministerios?
Creo que es un error. Lo hemos dicho todos los rectores y rectoras pero si actúan bien coordinados pueden minimizar el impacto de esa decisión organizativa, política. En todo caso, a veces pensamos que una solución no es la mejor y luego funciona bien. Hay que esperar a ver qué ocurre. 
No sé si quiere lanzar algún mensaje...
Quiero agradecer a todas las personas de la comunidad del campus de Ávila y también a las instituciones y los medios que estemos juntos en un objetivo y que estén trabajando con mucho entusiasmo para que esto crezca. Ávila tiene oportunidades porque es una gran ciudad, una ciudad hermosa, una ciudad donde hay mucha cultura, y necesitamos creer en ello y comunicarlo bien. Aquí hay titulaciones que garantizan un puesto de trabajo bien retribuido inmediatamente y esto lo tienen que saber las familias de Ávila, de Madrid, del sur de Madrid donde también nos vamos a dirigir porque hay una potencia de jóvenes que no encuentran en su entorno más próximo oferta universitaria suficiente y de otros países. Que todos los abulenses digan que aquí hay universidad con titulaciones que garantizan el mejor empleo para los hijos e hijas de todas las familias. Si lo decimos con suficiente convicción vamos a conseguir que vengan más chicos y chicas y haya más economía y oportunidades.