Las empresas auxiliares de Nissan irán a la huelga

I.Camarero Jiménez
-

Los trabajadores, que suman en torno a los 150, acordaron en asamblea realizar el paro los días 26 y 27 de abril y también llevar a cabo concentraciones. Nissan recuerda que los proveedores fueron informados del cese de la actual producción.

Los trabajadores de las empresas auxiliares de Nissan están preocupados por el mantenimiento de sus puestos de trabajo y así se lo trasladaron ayer mismo al líder de Podemos en la región, Pablo Fernández, que acudió a Ávila a la presentación de su campaña electoral. 
Ya antes de ese encuentro se habían reunido y habían decidido adoptar medidas en defensa de sus interese y ante lo que estiman es «la desidia» tanto de la empresa Nissan como de la Administración Regional para con ellos. En un comunicado de prensa que llegaba a las redacciones en la mañana de ayer aseguraban que: «Tras los intentos de contacto por nuestra parte con Nissan, de los que no se ha recibido ninguna respuesta, el escaso resultado de la mediación solicitada al Ayuntamiento de Ávila y la nula implicación de la Junta de Castilla y León, ante el riesgo de desaparición del tejido industrial dependiente de Nissan Ávila y con ello 150 puestos de trabajo, se ha decidido en asamblea la convocatoria de huelga para los días 26 y 27 de abril». Una medida que no se quedará ahí ya que «irá acompañada de concentraciones ante la Junta CyL y la no realización de horas extras».
A renglón seguido explican que las reivindicaciones del colectivo de trabajadores/as de las 8 empresas son las siguientes: «La creación de una mesa de trabajo en la que estén Junta de Castilla y León y  Nissan, representantes de trabajadores/as de las empresas auxiliares, en la que por parte de Nissan se confirme su vinculación a futuro con estas, estudiando cómo se pueden ir encajando cada una de ellas en la nueva actividad». La siguiente reclamación pasaría por la «creación de una bolsa de empleo para los trabajadores/as de los auxiliares afectados en el periodo de transición». Avanzando en esta lista apuntan a «la puesta en marcha de medidas por parte de la Junta de Castilla y León para estos trabajadores en ese periodo de transición en igualdad de condiciones que los de Nissan».
Y es que concluyen con un «Nos parece vergonzoso el abandono y la falta de interés mostrada por nuestros representantes políticos ante esta situación, que menos que como mínimo se mantengan los 750 puestos de trabajo que hay actualmente, después de la inyección de dinero que va a recibir Nissan por parte de la  Administración Regional». Para los firmantes «Nissan somos todos»y por ello del mismo modo que apoyaron en su día ahora piden  el apoyo de los demás.
El acuerdo firmado el 15 de junio de 2017 entre la dirección de la empresa y la representación social sobre el plan de transformación de la planta incluía el siguiente contenido: «La empresa muestra su compromiso para subcontratar a las empresas contratistas con las que tiene relación mercantil y que se ubican en la zona geográfica de la Planta con carácter preferente para la nueva actividad de recambios, siempre y cuando éstas presenten iguales condiciones de competitividad (‘expertise’, coste, calidad, plazo, etc) que el resto de las empresas que liciten para la contrata de la que se trate».
A este respecto, desde Nissan  manifestaron a Diario de Ávila en la tarde de aayer que «más allá de que la transformación de la actividad es un hecho conocido públicamente desde hace tiempo, hemos informado a los proveedores del cese de la producción en los plazos correctos». 
Añade la compañía que «con todo, nuestra intención es trabajar con ellos con el objetivo de aprovechar al máximo su capacidad para nuestra nueva actividad y reducir el impacto».