CCOO y UGT salen a la calle para pedir "salud" en el trabajo

I.Camarero Jiménez
-
CCOO y UGT salen a la calle para pedir "salud" en el trabajo

Los sindicatos apuntan al incremento de siniestros en la provincia, al repunte de los accidentes mortales y pedían más inversión y vigilancia y la derogación de la reforma laboral

Próximos a celebrar el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el trabajo, que es el domingo, representantes de UGT y CCOO salieron este viernes a la calle arropados por decenas de personas para reivindicar precisamente eso: la salud laboral y bajo el lema ‘Prevenir para no morir’. Lo hicieron hasta con un simulacro de atropello  y justo frente al edificio que alberga ambas sedes sindicales en la capital abulense. Estiman que la crisis no ha hecho ningún bien a la salud laboral y en Ávila, aún menos, pues el último año han repuntado los accidentes laborales, pero sobre todo el 2018 dejó seis víctimas, «algo que no había ocurrido en años y que nos parece que son cifras que no son permisibles en una sociedad moderna como es la muestra». Además «en lo que va de año ya llevamos una más», recordaba desde UGT Javier García a pie de concentración. 
Junto a él y por parte de CCOO José Luis Hernández de la Calle. Ambos aseguraban que ante estas circunstancias se debían derogar la última reforma laboral a la que culpaban de la «precarización» del empleo y eso ha hecho que «se haya descuidado considerablemente un tema tan importante para los trabajadores como la salud». Y es que  ambos reivindicaban «que no se pueden asumir riesgos en el puesto de trabajo», en palabras de García pues «la salud es lo primero y el trabajo no puede ser una causa de que no podamos volver a casa». También pedían prevención y por supuesto,  inversión: «Más recursos» para poner freno a los accidentes. Y se lo reclamaban tanto de los empresarios como de las administraciones y por supuesto pedían la actuación de la inspección de trabajo para que ésta haga las labores de vigilancia que son de su competencia.«Que se cumplan las leyes para que los accidentes dejen de crecer como lo están haciendo desde 2013 a esta parte» es lo que pedía Hernández de la Calle . Algo que achacaba a la falta de inversión y de vigilancia de todos. «La inversión por los empresarios y la vigilancia en referencia a las administraciones». 
Se refería tanto a los accidentes con  víctimas mortales como al resto pues sólo en 2018, se produjeron 115 más que el año anterior. «Desde que empezó  la crisis hay más accidentes y no porque haya más trabajo precisamente», apuntó «es porque se vigila menos, se invierte menos y debido a la precariedad porque, por ejemplo, una persona que trabaja dos horas, bastante tiene como para pedir más seguridad u otras cosas». La precariedad «hace mucho daño y por eso hay que derogar las últimas reformas laborales», finalizó.