La CHD pide que todos los pozos estén cercados con barreras

SPC
-
La presidenta de la CHD, Cristina Danés, en imagen de archivo - Foto: Ical

Una guía recuerda a los propietarios las medidas de seguridad «ineludibles» que deben cumplir independientemente de su uso

El fallecimiento de Julen, el niño de 2 años que cayó en un pozo de más de cien metros en Totalán (Málaga) el pasado 13 de enero, puso el foco en la seguridad de los sondeos que hay en todo el territorio español y no se encuentran señalizados correctamente. La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha decidido editar una guía al respecto en la que advierte de que la seguridad en pozos y sondeos constituye una obligación «ineludible» de los propietarios o titulares de los mismos. El organismo de cuenca publicó esta información, según recoge Ical, a través de la web www.chduero y redes sociales en la que ofrece las medidas que se deben seguir en las perforaciones.
 La CHD apunta al «sentido común» y pide que se evite, mediante señales y barreras, que se acceda a los mismos para prevenir un accidente, tanto de los propios usuarios como de cualquier persona ajena, señala un comunicado. 
 La Confederación explica en una circular que todos los pozos y sondeos deben estar tapados y vallados, principalmente para proteger a las personas y los animales de caídas accidentales, así como para preservar el agua del acuífero de la contaminación. Una obligación que es aplicable a los que están en uso y a los pozos y sondeos que no lo están. En este último caso, la Confederación confirma que se debe llevar a cabo un sellado definitivo.
 Para el organismo de cuenca se trata de una labor en la que pueden colaborar todos los ciudadanos y administraciones públicas, especialmente aquellas con personal sobre el terreno: confederaciones hidrográficas, consejerías de Medio Ambiente, Servicio de Minas, Guardia Civil y, por supuesto, los ayuntamientos. Son precisamente estos últimos los que están más próximos al problema y «tienen un gran despliegue y capacidad de intervención rápida sobre el terreno». 
La prioridad en este caso es evitar accidentes por eso, la CHD cree necesario adoptar en primer término las medidas de seguridad pertinentes, y después proceder a la investigación de propiedad o titularidad y a denunciar si procede.
Autorización

Es importante destacar que la apertura de pozos y la instalación en los mismos de instrumentos para la extracción de aguas subterráneas, sin disponer previamente de concesión o autorización del organismo de cuenca para la extracción de las aguas, se considera infracción administrativa, señalándose como responsable al titular del terreno, el promotor de la captación, el empresario que ejecuta la obra y el técnico director de la misma. 
 Para la ejecución de un pozo o sondeo para la extracción de aguas subterráneas se deberá solicitar una autorización a la comunidad autónoma (Sección de Minas) y la concesión e inscripción por disposición legal a la Confederación Hidrográfica del Duero, según recuerdan las mismas fuentes.