Faema contará en 2020 con 13 pisos tutelados con 58 plazas

M.M.G.
-

La entidad celebra el segundo aniversario de su centro de día El Cobijo, «un sueño hecho realidad» que comenzó dando servicio a 40 personas y que en la actualidad cuenta con 65 usuarios

Faema contará en 2020 con 13 pisos tutelados con 58 plazas - Foto: Diario de Ávila Antonio Bartolomé

Faema Salud Mental Ávila está de celebración estos días. Su centro de día El Cobijo cumple dos años en un momento muy dulce para la asociación, que estos días prepara la apertura del que será su undécima vivienda supervisada y que a lo largo el primer trimestre de 2020 contará con dos pisos más. En total, 13 viviendas para dar servicio a personas con enfermedad mental que encuentran gracias a este proyecto la manera de desarrollar su vida con independencia.
«Ahora contamos con diez pisos en funcionamiento que tienen 48 plazas ocupadas, los dos últimos los abrimos en marzo», explica para diario de Ávila Inmaculada Pose, directora general de Faema, «y este mismo mes de octubre abriremos en la zona del barrio Universidad el undécimo». 
A estos se sumarán dos más que podrían estar en funcionamiento en marzo y en los que en la actualidad se están llevando a cabo mejores que faciliten la vida de sus futuros usuarios, como la sustitución de la bañera por el plato de ducha.
Una vez que estos dos últimos pisos estén abiertos, Faema dispondrá de 58 plazas, una cifra que, recalca Pose, coloca a Faema «a la cabeza de Castilla y León» en lo que a red de pisos tutelados se refiere, por encima, incluso, de ciudades comoValladolid.
«Nuestro programa de red de viviendas está muy consolidado», presume la principal responsable de Faema, para la que las viviendas representan«el recurso de más autonomía e independencia» que se le puede ofrecer a la persona con enfermedad mental.
De ahí el gran esfuerzo que Faema realiza en un capítulo que, asegura Pose, no pueden dar por cerrado. Es más, en Faema son conscientes de la gran necesidad que existe de este servicio, sobre todo en el ámbito rural. «La escasez de recursos en el medio rural hace que muchos de nuestros usuarios estén llegando desde allí», plantea Pose otra de las preocupaciones de la asociación.
Y es que, como ella bien sabe, si para este colectivo resulta complicado encontrar un empleo, lo es mucho más en los pueblos. Por eso, agradecen contar con la ayuda de Faema, que les ayuda a la hora de independizarse (muchos de ellos, por primera vez en su vida) y de encontrar un empleo.
El anuncio de apertura de los nuevos pisos tutelados de Faema coincide con la celebración del segundo aniversario de El Cobijo, el centro de día que fue «un sueño» pero que ahora es una increíble realidad que arrancó hace dos años con 40 plazas y que ahora cuenta con 65. «Y seguimos manteniendo el centro ocupacional», dice orgullosa Pose, que confiesa que la idea de contar con un centro de día es casi tan antigua como la asociación, que finalmente pudo ponerlo en pie con una cesión de suelo municipal, una ayuda estatal de 90.000 euros y una inversión final de un millón de euros, obtenidos a través de los servicios que ofrece la asociación y que han ido creciendo. «Hemos ido afrontando pagos para que en ocho años el centro sea de la asociación», apunta Pose sobre un centro en el que es posible desde comer en su restaurante a celebrar un cumpleaños infantil o encargar un catering.
«Empezamos dando 40 comidas a diario y ahora damos 90», apunta el dato la directora general, que reconoce que es en las comida de fin de semana donde El Cobijo aún puede seguir creciendo.
Como ha ido creciendo, y mucho, en los cumpleaños infantiles. «Ya han pasado por aquí 1.500 niños», apunta un último dato Pose.