Aspace celebra su gran día

I.Camarero Jiménez
-

La plaza de Santa Teresa fue testigo del acto con motivo del Día de la Parálisis Cerebral que ahonda en la necesidad de reclamar los derechos de sus usuarios

Aspace celebra su gran día

Aspace Ávila sacó este miércoles a la calle la celebración del Día de la Parálisis Cerebral y para dar rienda suelta a la ‘fiesta’ eligieron una vistosa actividad bautizada como 'el árbol de los derechos' y que les ha servido de telón de fondo precisamente para reclamar lo que es suyo, lo que es de sus usuarios. Esos derechos de los que deben disfrutar y que no son ni más ni menos que los mismos de los que debemos gozar todos. El acto empezó con la lectura de un manifiesto en éste, su gran día, y este año les ha tocado llevar la voz cantante a los trabajadores de la asociación que comparten su día a día con las personas con parálisis cerebral. 
Un texto consensuado a favor de reclamar sus derechos (al ocio que ellos quieren, a la vivienda, a la toma de decisiones, a estudiar...), en pro del autogobierno de estas personas, que suman más de 120.000 en España y de su empoderamiento en una sociedad que no es tan inclusiva como debería y todo ello en  contraposición de las incapacitaciones judiciales, de las que en ocasiones las personas con discapacidad ni siquiera son conscientes. Un texto también a favor de sensibilizar a la sociedad, de garantizar la atención interdisciplinar o de buscar un sistema de coordinación entre los servicios samitarios y la atención social.
Un texto cuya lectura llegó precedida por la intervención de la presidenta de Aspace en Ávila, Montserrat Barcenilla, quien ante un elevado número de representantes de las distintas instituciones y de todo signo político, agradeció los actuales apoyos, sin los cuales muchos de sus proyectos no hubieran podido llevarse a cabo, pero recordando que  son necesarios más. No obvió decir que a veces en política no se puede llegar a todo, pero que siempre cuentan con el corazón de estos políticos. 
Sin embargo también tuvo palabras para los trabajadores de la asociación, también protagonistas ayer pues al fin y al cabo son «las manos y los pies» que empujan y ayudan a recorrer el camino de las personas con parálisis cerebral. De ahí que los eligieran para leer el manifiesto en un año en que Aspace Ávila cumple su XXaniversario. Un acto emotivo pero para poner las cosas en su sitio y pedir ayuda para el día a día pues en necesaria para llevar a cabo proyectos como los que verán nacer en breve, como es el caso del estreno de la primera vivienda tutelada que echará a andar con «experiencias piloto» hasta que pueda estar al 100%.
Hace apenas tres días presentaban en la nueva sede de Aspace la campaña elegida para este Día Mundial de la Parálisis Cerebral que lleva por título ‘Dale la vuelta’ y que busca que nos pongamos todos en el lugar de ellos para sentir en primera persona lo cuesta arriba que se hace en ocasiones tener que reclamar unos derechos que les corresponden. Ponerse en su lugar y por supuesto ponerse a y de su lado para ayudar a conseguir una meta que según el manifiesto en ocasiones es aún más difícil para la mujer que para el hombre. Esterilizaciones, violencia de género o intromisión en su vida íntima lo sufren más ellas que ellos. Hay que luchar por, como dice el lema, darle la vuelta a la situación. Ellos lo agradecerán y no hay que olvidar que son sus derechos.