La salida de Rubo deja tocada y dolida a la plantilla

A.S.G.
-

El vestuario encarnado, dolido con las formas de la salida del delantero madrileño. Calderón y Cristo se convierten en las dos opciones de Jonathan Prado para la delantera

La salida de Rubo deja tocada a la plantilla - Foto: David Castro

Era el último partido del año y el Real Ávila vencía a la Gimnástica Segoviana por 2-1. Momento de subidón, por las formas, por el rival y porque el equipo veía que podía engancharse a la pelea por los puestos de ascenso. En el calentón, un mensaje por redes sociales. «Mañana me empadrono con mis huevos en Ávila. Ni en mi casa me siento tan querido como en el Adolfo Suárez. Con mis bestias voy a la guerra con una cuchara. Va por todos vosotros abulenses, lo merecíamos. Que esto no pare». Ha pasado un mes desde que Rubo colgó en las redes sociales un mensaje que estos días se han encargado de recordar muchos de sus seguidores. Hace un mes era amor eterno, pero en un mes pasan muchas cosas. No sólo una reunión –el jugador ya contaba con algunas ofertas desde hace tiempo– en la que el delantero pidió un aumento de sueldo, sino dos derrotas –Júpiter Leonesa B y Becerril– que dejaron a los encarnados demasiado lejos de la cuarta posición como para pensar que es posible. Las matemáticas pueden decir una cosa, pero el fútbol, la lógica y la experiencia dice otra. Y con todo ello, la salida del delantero titular del equipo en dirección a la Arandina.Nada nuevo en el fútbol pero no por ello menos doloroso. Para la afición y para sus propios compañeros.Porque la salida del madrileño no ha sentado especialmente bien en una plantilla en la que alguno ya ha querido demostrar que, aunque el playoff queda lejos, toca dar la cara.  
«Nunca llegaremos a estar a la altura que te mereces, lo que si sé es que hoy soy un poco más encarnado» decía Javi de Mesa en redes sociales apenas se confirmaba de manera oficial la salida de su ya ex compañero. Porque la plantilla ha quedado tocada. Tocada estaba con la derrota ante el Becerril, y afectada por las formas en la marcha del madrileño, que consideran ‘abandona’ el barco del Adolfo Suárez cuando hace aguas, y que no ha sentado nada bien.
No habrá llegadas al equipo encarnado. Quizás alguna otra salida. Corozo y Velayos, que valoran opciones, tienen la puerta abierta. Se le ha cerrado de golpe a Calderón. Tenía opciones de haber salido pero ha pasado a convertirse en indispensable. Él y Cristo se han convertido en los dos únicos delanteros para JonathanPrado, que deberá recomponer el ánimo de los suyos.Porque aún queda mucha temporada y el calendario aguarda a los encarnados con el Atlético Astorga, Numancia B y Zamora en las próximas tres jornadas.