Podemos ve "muchas dudas" en la ayuda domiciliaria a menores

SPC
-

Pablo Fernández expresa su preocupación por que se creen expectativas que no se cumplen ante una medida que enmarca en el "postureo" y "vender humo"

Podemos ve "muchas dudas" en la ayuda domiciliaria a menores - Foto: Ical

El secretario general de Podemos en Castilla y León y portavoz del Grupo Mixto en las Cortes, Pablo Fernández, afirmó hoy que hay “muchas dudas” y “más sombras que luces” en la medida de la Junta de ayuda domiciliaria a menores y personas dependientes que deben guardar cuarentena por COVID, y receló de su eficacia e inmediatez para los padres y familias que requieren contratar un cuidador.
Durante una rueda de prensa, Fernández se mostró a favor de la medida de conciliación anunciada por la Junta y aseguró que “la partitura suena bien” pero dudó de la ejecución, donde se refirió a falta de planificación, ausencia de diálogo con las entidades locales, presupuesto escaso, saturación de los CEAS que deben tramitar la ayuda y desconocimiento de a quién se contrata.
El líder de Podemos expresó la preocupación por que se generen unas expectativas para las familias que luego se no cumplen ante una medida que calificó de “postureo”, “trampantojo”, “venta de humo” o “efectista que se quede en nada”, en lo que equiparó a los sucedido con la ayuda complementaria a los ERTE, aun no abonada.
También, observó que se quiera “blanquear la imagen” de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades durante la pandemia y confió en que la ausencia de diálogo con las entidades locales no obedezca a una cuestión de “color político”, dado que el PP no gobierna en la mayoría de las capitales, lo que sería “ruin y miserable”.
“Se ningunea a los ayuntamientos y diputaciones, se les estrangula”, aseveró, para incidir en que no puedan hacer uso de los remanentes y atacar al presidente de al Junta y del PP, Alfonso Fernández Mañueco, por el rechazo de su partido al decreto ley del Gobierno. “Es un guiñol que responde a los dictados de Pablo Casado”, sentenció.
Pablo Fernández insistió en que “a día de hoy” el decreto ley de la Junta para ayudar a familias a contratar un cuidador si sus hijos con test negativo tienen que guardar cuarentena ante la aparición de positivos en sus centros escolares es “autobombo”, pero no va a resolver con celeridad las necesidades ante el COVID.
En tal sentido, se refirió a la tramitación a través de los CEAS que ya están “saturados”, además de generar desigualdades con el medio rural donde o no existen o hay dificultad de acceso a los mismos, a lo que unió la falta de progresividad al colocar en la misma situación a familias con 12.000 euros de renta con las de 40.000 euros.
Por otro lado, calificó de “insuficientes” los tres millones de euros contemplados y subrayó que no se especifica ni cómo ni cuándo llegarán a las familias que la soliciten para contratar un cuidador para sus hijos. “La credibilidad de la medida es la misma que Vox con el franquismo”, apostilló.
Finalmente, respaldó que los padres se puedan acoger a una baja laboral en caso de cuarentena o aislamiento de sus hijos pero recalcó que, mientras el Gobierno central dialoga, la Junta quiere “romper” el Diálogo Social.



Las más vistas