Recuperado el esplendor de cuatro sagrarios de la Moraña

P.R.
-

La Junta ha utilizado 21.400 euros para restaurar estos históricos elementos artísticos y litúrgicos

Recuperado el esplendor de cuatro sagrarios de la Moraña

GALERÍA

Recuperar cuatro sagrarios de la Moraña

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, ha presentado esta mañana el resultado de los trabajos de restauración de unos sagrarios de la provincia que presentaban un mal estado de conservación. Estos trabajos han pretendido subsanar dichos deterioros y poner en valor estos bienes culturales. El presupuesto para su reparación ha sido de 21.441,20 euros. En el acto también estuvo presente el presidente de la Diputación, Carlos García.

Las piezas se encuentran en los pueblos de San Pedro del Arroyo, Peñalba de Ávila,  Narros de Saldueña y Castilblanco, donde se han trasladado los cuatro para su presentación: Miguel Ángel López Ruiz (Muñogrande-Castilblanco), Hilario Pindado Rodríguez (Peñalba de Ávila), Jesús del Ojo Rodríguez (Narros de Saldueña) y Santiago Sánchhez González (San Pedro del Arroyo)

Estaspiezas restauradas tienen gran importancia histórico-artística, ya que se encuentran segregados de su correspondiente retablo ya desaparecido. Se erigen como únicos restos del antiguo esplendor con que estos retablos enriquecerían las correspondientes iglesias parroquiales.

En los sagrarios se aprecia un trabajo escultórico de gran calidad tanto en la realización de los relieves decorativos de grutescos y candelieri como en la representación de santos y efigies relacionadas con el Sacramento de la Eucaristía, todo ello cubierto con decoración de dorado y policromía muy elaborado y gran calidad plástica. El Sagrario de San Pedro del Arroyo es del siglo XVII y los otros tres, del XVI.

Los trabajos de restauración han sido llevados a cabo por las empresas ‘Alfagía, conservación de bienes culturales’ y ‘Babelia, conservación y restauración de bienes culturales’. Han consistido en tratamientos curativos y de restauración estructural de la madera, limpieza físico-química de dorados y policromía, reintegración de partes faltantes en soporte y capas de policromía y protección final del bien cultural para garantizar un futura conservación de los Sagrarios.