El Ávila Auténtica se repone ante el Lugo

Área 11
-

55
Lugo
77
Ávila Auténtica
Finalizado
Los verderones responden con autoridad ante un Lugo Estudiantes Leyma que tuvo que claudicar

El Ávila Auténtica se repone ante el Lugo - Foto: David Castro


El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar completó un partido muy serio desde el inicio hasta el final en su duelo a domicilio ante el Estudiantes Lugo Leyma Natura, y consiguió sumar una nueva victoria de manera clara y solvente ante un rival muy irregular que fue incapaz de seguir el ritmo marcado por los abulenses. Los hombres de José Sánchez se impusieron en todos los cuartos y fueron especialmente superiores en el segundo, un periodo que resultó clave para un victoria contundente que pone el punto y final a la primera vuelta del campeonato liguero, donde el Óbila se sitúa por el momento cuarto a sólo una victoria de distancia de dos rivales precisamente gallegos como el Chantada y Porriño, mientras que del líder Carbajosa está a cuatro.
Con la baja de un lesionado Álvaro Tebar y tras un duro y largo viaje que comenzó en la madrugada del mismo domingo los pupilos de José Antonio Sánchez entraron al partido muy concentrados ante un equipo anfitrión que aunque con distinta suerte trató siempre de imponer un ritmo de juego alto, exigente en lo físico y con cierta querencia a la carrera; quizás con el propósito de castigar de cara al final al conjunto abulense. Pero por el momento y con las fuerzas intactas el quinteto visitante dominó más y no sufrió demasiado nunca. El primer cuarto fue igualado y muy movido, con buenos porcentajes de anotación y bastante igualdad en las pinturas. A la conclusión del periodo ninguno conseguía imponerse de forma clara, 16-19.
Bien distinto sería el segundo acto. El Óbila no rebajó sus prestaciones defensivas, incluso cerró mejor en las ayudas, y sorprendió muy pronto a una escuadra lucense que a su desacierto en el lanzamiento unió una falta de ideas ofensivas alarmante. Las primeras ventajas significativas no hicieron sino acrecentar los nervios locales y además de cometer numerosas pérdidas se precipitó en exceso. Por su parte los abulenses se dedicaron a jugar de manera muy inteligente, con el reloj y con los nervios del rival, y pese a estar negados desde más allá de la línea de tres puntos consiguieron cimentar las bases del triunfo. El trabajo en las pinturas, que otorgó jugosas ganancias en cuanto a rebotes ofensivos, y el esfuerzo por jugar conjuntado y a la misma cosa resultaron claves para que se llegara al tiempo de descanso 23-35.
A la vuelta tras el paso por los vestuarios la pelea cerca de los aros se recrudeció pero consumados especialistas como Mensah no pudieron nunca superar a las torres abulenses, lo que apuntalaba la buena salida del equipo en ataque con Lobo a muy buen nivel en la finalización, salvo en el triple pues como al resto se le atragantó. Precisamente los gallegos conseguirían hacer la goma durante casi todo el cuarto gracias a esa suerte, donde Rivas sería el más acertado. Pero ni eso ni el buen hacer del ala pivot Gabriel Hermoso fueron suficiente para que encararan cuarto con opciones reales. Al final, 38-53.
Y así fue, porque en el último y definitivo ni siquiera habría batalla el Óbila sentenció de forma clara y muy rápido, su oponente aceptó la derrota y se jugaron muchos minutos de poco interés y relevancia.



Las más vistas