Mari Luz Martínez subraya el "consenso" de la 'Ley Celaá'

E.C.B
-
Mari Luz Martínez subraya el "consenso" de la 'Ley Celaá' - Foto: David Castro

La diputada socialista considera que el proyecto de ley de Educación aprobado este viernes por el Consejo de Ministros «tiene futuro» pese a la convocatoria electoral que paralizará su tramitación

Un proyecto «de futuro» que nace «del consenso». Así definió la diputada socialista y portavoz de Educación en el Congreso, Mari Luz Martínez Seijo, el proyecto de Ley para la reforma de la Ley Orgánica de Educación, también conocida como ‘Ley Celaá’, aprobada este mismo viernes por el Consejo de Ministros y que supone la principal apuesta en materia educativa del Gobierno de Pedro Sánchez. Una normativa que a juicio de la parlamentaria del PSOE tiene «futuro, pese a la convocatoria de Elecciones Generales para el 28 de abril que impedirá de momento su tramitación. «No creo que vaya a quedar en nada, pues era un compromiso social de este Gobierno y no dudo de que el PSOE ganará las elecciones y éste será el proyecto educativo de futuro», afirmó.
Mari Luz Martínez, que participó en un acto de presentación del nuevo proyecto de ley educativa celebrado en El Episcopio de Ávila, subrayó que se trata de una ley «muy esperada, que no es solo del PSOE porque responde a los acuerdos entre los partidos, excepto el PP, para acabar con una ley tan contestada como la Lomce». «Supone un salto hace una ley orientada a la modernidad, adaptada al siglo XXI frente a la segregación que imponía en todos los ámbitos la ‘Ley Wert’», afirmó la portavoz socialista de Educación en la Cámara Baja, quien añadió que «no solo deroga la Lomce, sino que da pasos hacia un futuro educativo».
Destacó como pilares fundamentales del proyecto de ley aprobado este viernes por el Gobierno «el compromiso con los derechos de la infancia, la igualdad y la coeducación, la personalización del aprendizaje, la inclusión de los objetivos sobre desarrollo sostenible 2030 y el cambio digital», y además remarcó que «es una ley ampliamente participativa». En ese sentido criticó la «irresponsabilidad» de las cinco comunidades autónomas gobernadas por el PPque «son las únicas que no han hecho aportaciones» al texto.