«No importa las veces que me caiga, me volveré a levantar»

A.S.G.
-

Víctor Rodríguez explica los motivos de la sanción en Motorland que le llevó a perder su primer triunfo en el Mundial Supersport 300 y promete dar lo mejor de sí mismo para seguir adelante

«No importa las veces que me caiga, me volveré a levantar»

Fue el pasado martes un día duro para el piloto abulense Víctor Rodríguez. Una jornada en la que se conocía  que había sido desposeído de su primer triunfo en el Campeonato del Mundo de Supersport 300 tras la denuncia de un equipo y  la posterior sanción de la organización por  una modificación no permitida en su moto, en la zona de admisión de la culata. El joven piloto de Piedralaves, que optó por la prudencia –no quiso hacer declaraciones cuando Diario de Ávila se puso en contacto con él– cuando se conocía la noticia, hablaba ya por la noche, pasadas las horas, a través de las redes sociales.
«Me gustaría informar de lo sucedido. Son muchas las opiniones que me han llegado al respecto y necesito aclarar que la sanción impuesta se debe a que, tras una verificación muy exhaustiva por parte de los comisarios de la FIM por petición de varios equipos, se encontró una irregularidad en mi motor» comienza su comunicado. «La potencia y prestaciones del motor –añade– no habían aumentado y por lo tanto no existía ventaja alguna que determinara mi posición en ninguna de las cuatro carreras, dicho por los comisarios que estaban verificando el motor. Pero igualmente está fuera del reglamento» detalla al respecto de la anomalía.
Una situación complicada para el piloto –hay que recordar que su equipo fue expulsado de las dos primeras citas del Mundial por saltarse las normas COVID y readmitido posteriormente– que quiere agradecer el apoyo recibido. «Seguiré dando todo y más de mi parte para demostrar una y mil veces que no importa cuántas veces me caiga, siempre volveré a levantarme» apunta Víctor Rodríguez, que tendrá una gran oportunidad el 18-20 de septiembre con el premio Acerbis Catalunya Round que se disputa en Montmeló, Cataluña. Hasta el momento Víctor había tenido un regreso espectacular con tres ‘top-ten’ y un triunfo en cuatro carreras disputadas.